Sara Palacios: “Soy mejor persona desde que soy madre”

Sara Palacios Ramos, más conocida en las redes sociales como Waleska y más aún si cabe por su blog mamisybebes.com, acaba de presentar ‘Relaxing mum (of café con leche)’ (Editorial Base), un libro en el que hace un repaso a la maternidad, y a muchos de los momentos universales que ésta depara, con su inconfundible optimismo y ese sentido del humor que le permite “dar menos importancia a las cosas” (que realmente no la tienen y, sin embargo, acaban influyendo en nuestro estado de ánimo). Con la perspectiva que le da el tener dos hijas ya mayores y la lucidez que proporcionan las noches sin dormir ya olvidadas, Sara manda desde las páginas de su primer libro un mensaje para los padres que ahora mismo están inmersos en la vorágine de criar a bebés e hijos pequeños: “Ánimo, podéis. También esto pasará”.

Por Diana Oliver

 

Sara, acaba de publicarse tu primer libro, ‘Relaxing mum (of café con leche)’. ¿Cómo resumirías el libro en una sola palabra? 

Elegir reírnos de nosotros mismos siempre es mejor que hacer un drama. En maternidad, también.

El título ya nos dice mucho de lo que vemos a lo largo del libro. “Me gustaría decirle a todas las madres y padres que esto también pasará. Aunque te parezca imposible. Lo que hoy se te hace un mundo mañana será menos importante y una preocupación sustituirá a otra”. Pese a ello es difícil ver que todas esas preocupaciones pasarán cuando estás sumergida en esos primeros años, sobre todo cuando estás agotada…

¡Claro que lo es! Yo recuerdo cuando tenía a mi hija llorando diez horas al día encima de mí y pasándolas canutas. Una vez acabé en el bar de debajo de mi casa llorándole a la camarera de pura desesperación, como si fuera un borracho cualquiera. Por supuesto que es duro, por supuesto que es agotador y más en algunos casos, porque hay niños que te hacen la maternidad mucho más fácil, pero otros que no tanto. Por eso el mensaje a los padres. En serio, lo he vivido, y se pasa. Ánimo, podéis.

¿Necesitamos relativizar más determinadas cuestiones de la maternidad/paternidad?

Sin duda. Aunque creo que a veces nos falta perspectiva. Cuando estás en pleno fragor de la batalla bastante tienes con lo tuyo. Los árboles no te dejan ver el bosque. Hay que intentar distanciarse un poco pero no siempre es sencillo. En mi caso siempre pienso que el primer paso es reírse de uno mismo. Cuando eres capaz de hacerlo creo que es más sencillo poner las cosas en perspectiva. En mi caso personal yo recuerdo una obsesión por esterilizar que se te pasa muy rápido cuando tienes un segundo y ves que sobrevive cuando el hijo mayor le mete el chupete previamente pasado por su boca al pequeño. Y quien dice boca dice por el suelo. Por poner un ejemplo al azar.

¿Por qué crees tú que nos encarnizamos tanto en cuanto a las decisiones que tomamos con nuestros hijos cuando no coinciden con las de los demás?

Porque todo el mundo quiere ser una buena madre o un buen padre. Todos. Y mira, si no planchas correctamente, no se te dan bien los sudokus o cualquier cosa, te da más igual, pero nadie quiere fracasar en la tarea de educar bien a sus hijos. No te gusta que te digan que lo estás haciendo mal porque estoy segura de que lo estás haciendo lo mejor que puedes y ninguna decisión se toma al azar.

«Siempre pienso que el primer paso es reírse de uno mismo ya que cuando eres capaz de hacerlo creo que es más sencillo poner las cosas en perspectiva»

En el fondo, criemos como criemos, ¿todas encontramos lugares comunes en nuestras maternidades?

De eso estoy segura. La sensación de frustración es muy común y también la de orgullo infinito. A veces nos empeñamos en ver las diferencias cuando las cosas que nos unen son muchísimas más.

Y esos lugares comunes, aunque distintos, ¿se mantienen según van creciendo los niños?

Por supuesto. El fondo de todo sigue siendo similar, aunque creo que es más difícil, porque llega un momento en que tienes que dejar ir a los niños y eso es tremendamente complicado. Los niños son un préstamo de la vida, no son nuestros, nuestra labor es acompañarlos, pero es doloroso dejar ir ciertas etapas, no siempre estamos preparados (o al menos a mí me cuesta horrores).

Uno de esos lugares comunes es el de las opiniones ajenas cuando tenemos bebés o niños pequeños. Creo que esto es algo que absolutamente todos los que somos padres hemos vivido en algún momento, especialmente nosotras porque, como dices, “todas las madres sienten en un momento u otro que las están juzgando”. Pero acerca de esto eres capaz de darle una vuelta estupendamente, de explicarlo y simplificarlo en el libro hasta con humor. ¿Necesitamos más humor y menos drama?

Muchísimo más. El humor hace que le demos la importancia justa a las cosas. En el fondo, ¿Qué más nos da lo que opine la vecina del quinto? Nada. Ni nos conoce, ni conoce a nuestros hijos, ni sabemos lo que opina del resto de cosas en la vida. Tomarnos la vida con relax hace que podamos mirarla, sonreír, y pasar de ello rápidamente.

«Los niños son un préstamo de la vida, no son nuestros, nuestra labor es acompañarlos, pero es doloroso dejar ir ciertas etapas, no siempre estamos preparados»

Por cierto, me ha gustado mucho algo que dices en el libro acerca de que los hijos son una oportunidad para vernos desde fuera como “ese espejo que nos incomoda”. ¿Nos hace la maternidad ser mejores?

A mí al menos sí. Yo creo que ser madre (o padre) te hace más generoso porque dejas de ponerte a ti en el centro y colocas a otra persona. Mis hijas han hecho que conozca de mí lo peor pero también lo mejor y les estoy muy agradecida por ello. Creo que soy mejor persona desde que soy madre. No es que fuera mala antes, pero ese nivel de dar sin esperar nada, de querer sea como sea, de AMOR con mayúsculas solo se experimenta cuando tienes hijos. Y a mí me ha ayudado a querer a mis padres más también, porque he entendido entonces muchas cosas.

“Los abuelos son los que salvan la vida a la mayoría de las familias españolas”. Y eso cuando los hay porque cuando no… Estamos perdidos. ¿Crees que nuestros hijos lo tendrán más fácil que nosotros para “conciliar”?

Yo espero que sí. Saberlo… no lo sé, pero desde luego sí que lo espero. Espero que llegue un día en el que a nadie se le despida por quedarse embarazada, ni te manden a tu casa por pedirte una reducción de jornada, ni que te miren mal por anteponer a tus hijos al trabajo. Que tiene toda la lógica porque trabajos hay muchos e hijos… pues no tantos. Yo daría la vida por mis hijas, pero por el trabajo ya te digo yo que no. Porque lo he hecho y luego al final somos números, así que a fuerza de darme bofetadas contra la realidad decidí que iba a prestar atención a las cosas importantes. Y desde entonces me va mucho mejor, la verdad.

«Yo daría la vida por mis hijas, pero por el trabajo ya te digo yo que no»

A los abuelos de tus hijas haces una preciosa mención al final, en los agradecimientos: “Ojalá consiga hacerlo la mitad de bien que vosotros”. ¿Hubieras sido la misma madre que eres sin su ejemplo?

Mis padres son lo más. Escribir los agradecimientos del libro me costó la vida porque lloraba a moco tendido cada vez que me ponía a tratar de juntar letras. Quiero tanto a mis padres… son maravillosos. Nos han dado a mi hermana y a mí toda la libertad del mundo, han estado siempre a nuestro lado acompañándonos en nuestras decisiones, nos han enseñado con el ejemplo y creo que les debemos todo. Tenerlos en mi vida es lo mejor que me ha pasado porque cuando no sé qué hacer con mis hijas a veces pienso en lo que hicieron mis padres conmigo y eso me ayuda. No quiere decir que siempre esté de acuerdo con ellos, pero los valores que me transmitieron sí que los he hecho propios. Estoy tremendamente feliz de que mis hijas estén disfrutando mucho de sus abuelos. Pueden aprender tanto de ellos…

El blog por el que empezó todo

Tu blog, ‘Mamis y bebés’, que cumple este año ni más ni menos que 10 años llegaba en un momento de tu vida en el que la maternidad lo había puesto todo “patas arriba” y ahí encontraste una auténtica vocación. ¿Cómo ha sido la evolución de tu bitácora? ¿Habéis evolucionado juntas?

Al final lo que tú escribes supongo que engarza con lo que tú eres y con lo que te preocupa. Al principio me preocupaban cosas que hemos ido superando con los años porque sencillamente ya no tenemos bebés y ya duermo todas las noches del tirón (risas).

¿Cómo era la blogosfera por aquel entonces cuando dabas tus primeros pasos? ¿Sientes que es muy distinta a la de ahora en esencia?

Sí y no. Era muy distinta en dimensiones. Es que éramos muy poca gente al principio. Las blogueras de aquella época eran muy espontáneas y pensaban por lo general menos en la trascendencia de lo que decían. Era un mundo muy natural, muy fresco. Actualmente parte de esa frescura se ha perdido. El mundo maternal se ha enriquecido con otros perfiles, youtubers, instagrammers, blogs de muchos tipos … Al final yo actualmente creo que hay dos perfiles, los aspiracionales, con vidas maravillosas, fotos estupendas, productos y experiencias para soñar; y luego está la maternidad más de andar por casa, en la que se conecta desde la universalidad de los sentimientos. Todos los modelos son válidos para mí, cada uno como lector elige lo que quiere y tener posibilidad de elegir siempre está bien.

¿Qué cambiarías de la blogosfera maternal actual?

Nada. El tiempo es el mejor juez que existe y el que acaba validándolo todo. Sólo le recomendaría a la gente que disfrutara de lo que hace siempre. Abrirse un blog para lucrarse es una idiotez: si no te lo pasas bien jamás lo conseguirás porque se nota. Así que disfruta, trabaja y que venga lo que tenga que venir.

«Abrirse un blog para lucrarse es una idiotez: si no te lo pasas bien jamás lo conseguirás porque se nota. Así que disfruta, trabaja y que venga lo que tenga que venir»

Como reconocimiento a esos 10 años como blogger, recibiste el Premio a la trayectoria 2016 de Madresfera. ¿Sumaremos 10 años más de Walewska a los mandos de ‘Mamis y bebés’?

Yo eso espero. Habrá que ir creciendo y adaptándonos, pero ya veremos por donde nos lleva la vida. Yo estoy como siempre ilusionada con el viaje.

 

Autor entrada: Adrián Cordellat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web www.madresfera.com + info

Array