El transporte escolar es legal pero no es seguro

 

La seguridad del transporte escolar se ha convertido en una preocupación para muchas familias que buscan mejorar la manera en la que viajan sus hijos. Porque que sea legal no quiere decir que sea seguro.

 

A principios de diciembre de 2018, Nerea Zambrano, periodista y autora del blog Maternitis, publicaba un post sobre la seguridad del transporte escolar. O mejor dicho la no seguridad, porque ponía de manifiesto algo que preocupa a muchos: los autobuses que trasladan a los niños más pequeños en sus excursiones cumplen con la normativa pero no disponen de sistemas de retención adecuados. Así se lo manifestaron Nerea y otras familias al centro escolar de sus hijos, quienes pidieron a la Dirección que se contraten autobuses para las salidas que dispongan de cinturón de seguridad de tres puntos y sistemas de retención infantil (SRI) homologados y adecuados a la edad y peso de sus hijos.

“Presenté un escrito muy parecido al post al que se sumaron unos 30 papis y mamis. El mismo día me llamaron, que les parecía muy interesante y habían hablado con la empresa de autobuses. Ésta les confirmó que tienen cinturón de tres puntos pero no alzadores para todos. Ahí está mi lucha ahora, en intentar que, o bien la escuela o bien cada familia, tenga un alzador disponible para las salidas”, cuenta la autora de Maternitis.

Si hablamos de colegios, con niños de más de tres años, la solución parece más simple, pero en el caso de las escuelas infantiles, en las que las edades de los niños oscilan entre los 0 y los tres años, se necesitan sillas homologadas específicas y no alzadores. ¿Qué ocurre en estos casos? Pues todo depende de la comunidad en la que se resida. En el País Vasco, por ejemplo, sólo pueden utilizar el transporte escolar los mayores de tres años por lo que las familias no tienen que plantearse nada más. En otras no se contempla esta medida y los centros siguen organizando salidas en este grupo de edad por lo que muchas familias comienzan a plantearse la asistencia de sus hijos a las excursiones fuera del centro.

 

 

¿Es seguro el transporte escolar actual?

Insiste Nerea en que si bien los menores de 135 cm deben viajar en vehículos de menos de 9 plazas con un sistema de retención infantil (SRI), no tiene sentido que cuando viajan en un vehículo de más de 9 plazas no deban utilizar obligatoriamente un SRI. “¿Por qué en un coche deben ir en una silla adecuada a su peso y edad y en un autobús simplemente con un cinturón de dos puntos? Esto no tiene ningún sentido. E insisto, que sea legal no significa que sea seguro”, dice.

Cuando le preguntamos a Jesús Rodríguez, Guardia Civil de Tráfico, Premio Ponle Freno y autor de Seguridad vial en familia, si es seguro el transporte escolar, responde que no cree que lo sea. “Aún se usan buses muy antiguos, con cinturones de dos puntos para llevar a niños muy pequeños; cinturones de dos puntos que no son seguros en caso de accidente. Hoy en día nos encontramos con familias que deben enviar a sus hijos pequeños en bus al colegio y no se cumplen las mínimas medidas de seguridad. Falta preparación y formación tanto en los profesores cuando llevan a los niños de excursión, por ejemplo, o en el propio guía que pone el colegio para transportar a los niños al colegio. Dichos guías apenas reciben formación e información en seguridad vial”, explica.

Según el experto, el sistema más seguro en el caso de los autobuses sería, si los niños tienen menos de 4 años o 18 kilos, un dispositivo orientado de espaldas a la marcha. En caso de no poder usar su propio SRI a contra marcha en el autobús, opina que la opción ideal sería que los asientos del vehículo puedan orientarse en sentido contrario a la marcha. “Ya hay empresas que empiezan a ofrecer asientos a contramarcha en los autobuses. Cuando hablo de asientos me refiero a la propia butaca, que puede orientarse a favor o a contramarcha. En caso de no poder disponer de un dispositivo de espaldas a la marcha, al menos que el bus tenga cinturón de tres puntos y en caso de que el cinturón no le guíe bien, que se pueda usar un elevador para así adaptar el cinturón a la complexión del niño, nunca un cinturón ventral (que es lo que traen la mayoría de buses, por desgracia)”. El cinturón ventral, especifica Jesús Rodríguez, “solo sostiene la parte de las caderas de los niños, por lo tanto, en caso de siniestro vial, su cuerpo va a ir hacia adelante, sin nada que sostenga el torso con el consiguiente riesgo de choque contra el respaldo de la butaca delantera”.

 

En caso de no poder disponer de un dispositivo de espaldas a la marcha, al menos que el bus tenga cinturón de tres puntos y en caso de que el cinturón no le guíe bien, que se pueda usar un elevador para así adaptar el cinturón a la complexión del niño, nunca un cinturón ventral.

 

Qué dice la normativa actual

La normativa vigente que regula cómo deben viajar los bebés y niños es el Real Decreto 667/2015, de 17 de julio, que en el segundo párrafo del artículo 117 especifica: “En los vehículos de más de nueve plazas, incluido el conductor, se informará a los pasajeros de la obligación de llevar abrochados los cinturones de seguridad u otros sistemas de retención infantil homologados, por el conductor, por el guía o por la persona encargada del grupo, a través de medios audiovisuales o mediante letreros o pictogramas, de acuerdo con el modelo que figura en el anexo IV, colocado en lugares visibles de cada asiento. En estos vehículos, los ocupantes a que se refiere el párrafo segundo del apartado 1 de tres o más años deberán utilizar sistemas de retención infantil homologados debidamente adaptados a su talla y peso. Cuando no se disponga de estos sistemas utilizarán los cinturones de seguridad, siempre que sean adecuados a su talla y peso”.

Para Jesús Rodríguez es importante destacar que si bien en la primera parte del artículo se contempla que los niños de tres o más años utilicen un sistema de retención infantil adaptado a su talla y peso, no hay sistemas de retención disponibles hoy en día para su uso en el autobús. Tampoco la segunda parte en la que se menciona el uso de un cinturón de seguridad “adecuado” menciona qué tipo de cinturón es adecuado para un niño de tres años? “¿Uno de dos puntos que es lo que suelen traer la mayoría de buses en este país? ¿Es adecuado un cinturón de seguridad para un niño de 3 años? Y lo más importante de todo y que a todos los que hemos sido padres nos afecta… ¿Qué pasa con los menores de 3 años? ¿Por qué no hay nada legislado para ellos? ¿Cuál es la manera segura de llevar a un menor de 3 años en el bus?”, se plantea el experto en Seguridad Vial.

 

 

Una oportunidad para hacerlo mejor

Damos por hecho que el transporte escolar si es legal, es seguro. Tanto que es difícil plantearse que no vaya a serlo. Cuenta Nerea Zambrano que hasta ahora el tema había pasado desapercibido para ella, incluso tras ver en el grupo de Facebook de A contramarcha Catalunya este mismo tema. Desde el colegio le aseguraron que los autobuses llevaban cinturones y no pensó mucho más allá hasta que un día decidió ponerse a investigar. “Después de mucho leer y estudiar este tema, que es mucho más complejo de lo que parece, pensé que no llevar a mi hijo a las salidas no era la solución –porque hay más niños en clase, porque se pierde parte de la experiencia de salir en bus– así que me centré en pedir que mejoraran el tema de la seguridad buscando buses con cinturón de tres puntos más elevador. Primero hablé con varios padres, que me ayudaron a mover el tema, y luego con el colegio”, dice.

No es raro encontrar quienes puedan pensar que “siempre se ha hecho así y nunca ha pasado nada”, argumento muy utilizado también en la crianza y la educación de los hijos. Ante esto, Nerea opina que dado que afortunadamente la seguridad vial y los reglamentos van cambiando y mejorando, tenemos una muy buena oportunidad para hacerlo mejor. “Nuestra generación no viajaba en sillas de auto, ni a contramarcha ni a favor de la marcha. Nuestros padres ponían el cuco en el asiento de atrás y así hemos ido de punta a punta del país muchos de nosotros. Ahora a nadie se le ocurre hacer eso ni lo ve seguro. La seguridad tiene que ir mejorando, aunque la legislación no siempre vaya al mismo ritmo”, concluye.

 

 

 

Autor entrada: Diana Oliver

1 thought on “El transporte escolar es legal pero no es seguro

    luis

    (12 septiembre, 2019 -2:46 pm)

    Te recomiendo Diana que eches un vistazo al Kidy Bus Harness, SRI español y unico homologado en Europa para autobuses.En casa estamos encantados con el, ligero y fácil de transportar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web www.madresfera.com + info

Array