Juan Llorca: “El principal beneficio del BLW es la relación futura que va a tener nuestro pequeño con los alimentos”

Tras más de dos décadas entre fogones Juan Llorca se ha convertido en toda una referencia en alimentación infantil a través de su trabajo como chef y responsable de Valencia Montessori School, la primera escuela de España con un Chef KM0 con el sello Slow Food y una alimentación totalmente natural y de temporada, libre de procesados, refinados y azúcares. Ahora presenta Sin dientes y a bocados (Vergara), un libro firmado junto a la dietista-nutricionista especializada en pediatría Melisa Gómez, una guía sobre el Baby Led Weaning (BLW) como método de introducción de la alimentación complementaria repleta de recetas sencillas y accesibles para que los padres no podamos poner la excusa de que no tenemos tiempo para ofrecer a nuestros hijos una dieta saludable.

Por Adrián Cordellat

Sin dientes y a bocados es un libro dedicado en toda su extensión al Baby Led Weaning como método de introducción de la alimentación complementaria. Sus siglas (BLW) cada vez suenan más en España, pero sigue sin estar generalizado. ¿Por qué crees que cuesta tanto dar el salto al BLW?

Principalmente por dos factores fundamentales. En primer lugar el miedo por parte de los padres al atragantamiento, a que a sus hijos les falten alimentos, que no coman lo suficiente y demás temores que se tienen al ver que el niño “parece” que juega más con la comida. Y el segundo y es el que más pesa se debe a la falta de predisposición e información que aporta el pediatra. Normalmente suelen ser pocos los profesionales de este sector que lo apoyen, que ayuden a las familias a quitarse sus miedos y fomenten el blw como lo que es, un método de introducción de la alimentación complementaria.

Con el miedo has dado en el clavo, creo. Cuando a nosotros nos veían dar de comer en trozos a nuestra hija con seis meses muchos se escandalizaban y se echaban las manos a la cabeza, como si estuviésemos poniendo en riesgo su vida.

Es que es uno de los factores principales por el cual las familias tienen ese miedo y les cuesta quizás dar el paso. No saben cómo ofrecer los alimentos, en qué formato, dudan con si el pedazo será muy grande o muy pequeño, con si estará bien cocinado…

Sí que es cierto que divulgadores como tú, y otros compañeros chefs, nutricionistas y pediatras, le habéis dado en los últimos años un empujón importante al BLW. Nuestros hijos se llevan tres años y hemos notado un cambio importante en la percepción social. ¿Lo has notado tú también?

Por supuesto. Al igual que ahora en líneas generales hay una mayor tendencia a cuidarse, a ser más conscientes de lo que comemos y de la necesidad de equilibrar nuestra alimentación, en los más peques de la casa también hay una tendencia, por suerte, a mejorar la relación que pueden tener los alimentos y la forma de dárselos en su día a día. Y todo esto está haciendo que con una mayor información se tengan más ganas de hacer cosas diferentes.

No obstante, y como ya has comentado, siguen vigentes miedos propios de los padres, como que los hijos no coman lo suficiente, por no tener el control que sí tienen con una cuchara y una papilla. ¿Qué les dirías a esos padres?

Como bien dice la palabra, estamos hablando de una alimentación complementaria, así que su alimento principal sigue siendo la lactancia materna o, en su defecto, la leche de fórmula, por lo que ese miedo a no recibir los nutrientes suficientes no deberíamos tenerlo. Además tenemos que confiar en nuestro peque y saber que ellos conforme van creciendo se van regulando, comiendo lo necesario y disfrutando de ese momento.

A propósito de ese miedo en el libro hablas del BLW 2.0, que pone el acento en uno de riesgos (no demostrados) asociados al BLW, la aparición de anemia. ¿En qué consiste el BLW 2.0?

La preocupación por una posible anemia (algo bastante habitual en bebes, niños y niñas en edad de preescolar) viene más bien por el retraso de la introducción en la dieta de alimentos ricos en hierro, más que por la poca absorción de este micronutriente. Lo aconsejable sería ser conscientes y dar información sobre qué alimentos lo aportan e introducirlos desde el principio, ya que no existe evidencia por la que haya que retrasar el consumo de una legumbre frente a una patata, por ejemplo.

“Con el BLW el alimento principal del niño sigue siendo la lactancia materna o, en su defecto, la leche de fórmula, por lo que no deberíamos tener miedo a que el bebé no reciba los nutrientes suficientes”

Dicho esto, ¿cuáles dirías que son para ti los principales beneficios del BLW sobre las papillas que suelen recomendar aún desde la mayoría de consultas de pediatría?

Sin duda el principal beneficio es la enseñanza y la relación futura que va a tener nuestro pequeño con los alimentos, ya que sabrán qué es un brócoli, qué es una merluza o qué una zanahoria. Lo habrán probado previamente, reconocerán el sabor, el color, la textura, su olor, la forma… No como sucede en una papilla, donde todo está triturado y mezclado y no pueden distinguir una cosa de la otra.

Yo quiero poner el acento en uno de esos beneficios y es que con el BLW los niños comen comida real desde el principio y los alejamos de productos industriales (y con su dosis de azúcar correspondiente) como papillas, potitos y sucedáneos. Y he sacado a propósito el tema del azúcar porque hace poco se montó una buena en las redes sociales con una declaración tuya: “Es mejor que un niño no desayune a que desayune leche chocolateada y magdalenas”, afirmaste. Siendo una gran verdad refutada por los principales dietistas-nutricionistas, ¿por qué crees que generó tanto revuelo?

Por la afirmación en sí y porque nos gusta mucho la polémica y el sacar las cosas de contexto. Sigo y seguiré afirmando siempre, pese a quien le pese, que prefiero que un niño se vaya sin desayunar a la escuela a que se vaya con un desayuno rico en azúcares, hidratos refinados,  y bollería industrial. No desayunar no implica que vaya a tener peor rendimiento, ni que se vaya a desmayar ni a tener problemas de salud, ya que al poco de entrar a clase tienen el almuerzo.

Leyendo las reacciones vi que había dos argumentos fundamentales por los que muchos justifican los desayunos industriales (y de paso cualquier comida industrial). Por un lado el económico. ¿Realmente es más caro comer sano?

Para nada. Yo no veo para nada más caro un porridge de avena con leche y una mandarina, que un vaso de leche con chocolate y galletas.

“Sigo y seguiré afirmando siempre, pese a quien le pese, que prefiero que un niño se vaya sin desayunar a la escuela a que se vaya con un desayuno rico en azúcares, hidratos refinados,  y bollería industrial”

Y por otro se aludía la falta de tiempo de los padres para preparar comidas elaboradas y sanas a sus hijos. ¿Dirías que con las sencillas recetas que pueblan Sin dientes y a bocados desmontas en parte este argumento?

Sin duda la falta de tiempo nunca debería ser una excusa para dar una mejor salud y alimentación a nuestros pequeños. Sacamos tiempo de donde sea para llevarlos al cole, para recogerlos, bañarlos, ir al parque o jugar con ellos, así que sacar tiempo para cocinar algo sabroso y saludable debería ser algo fundamental en nuestro día a día. En el libro hay muchas recetas sencillas, fáciles de cocinar y sobre todo que podemos congelar para una emergencia.

 

Web de Juan Llorca: http://juanllorca.com/
Juan Llorca en Twitter: @LlorcaJuan
Sin dientes y a bocados en Amazonhttps://amzn.to/2AUqcVV

 

Autor entrada: Adrián Cordellat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web www.madresfera.com + info

Array