¿Por qué España es líder en reproducción asistida?

Hace unas semanas, la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, presentaban el ‘Registro Nacional de Actividad 2014 – Registro SEF’, el primer registro nacional de técnicas de reproducción asistida en el que se recoge cuál ha sido el total de los tratamientos realizados en nuestro país durante 2014. Los datos, procedentes de 278 centros que realizan tratamientos de fertilidad en España recopilados a lo largo de 2014, no solo mostraban la cantidad y la calidad de dichos tratamientos sino también cuestiones de interés como el número de nacimientos a través de tratamientos de fertilidad (116.688 fecundaciones in vitro (FIV) y 40.177 inseminaciones artificiales (IA), la edad de los pacientes que acuden a este tipo de centros o el número de partos (únicos y múltiples), entre otros. Por tanto, y a partir de dicho registro, son muchas las conclusiones que se pueden sacar, entre ellas, cuáles son los motivos por los que España es líder en medicina reproductiva.

Por Adrián Cordellat y Diana Oliver

España, a la cabeza de Europa en medicina reproductiva

Según el ‘Registro Nacional de Actividad 2014 – Registro SEF’, España es la primera en Europa, y la tercera en el mundo (tras Japón y EEUU), en tratamientos de reproducción asistida. Una posición privilegiada en el primer lugar, y como explica a Madresfera, Agustín Ballesteros, presidente de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), a la “elevada calidad de los servicios médicos ofrecidos en nuestro país así como a los avances en este tipo de tratamientos” (la tasa de parto múltiple, por ejemplo, se sitúa en un 20,4% en FIV y en un 11,5% en IA, cifras inferiores a las de registros anteriores).

En este aspecto, Eva María Bernal, asesora en reproducción asistida y fundadora de la web de apoyo emocional y estratégico Creando una familia, observa que ese elevado nivel médico de España en cuestiones de medicina reproductiva “se ha traducido en clínicas fantásticas que además de ofrecer buenos tratamientos, lo hacen a precios muy competitivos”. Y es que, según la asesora, si bien “se pueden encontrar tratamientos más económicos en países como Grecia o República Checa, en general se considera que “el resultado en conjunto es mejor en nuestro país”.

De la popularidad de la medicina reproductiva española fuera de nuestras fronteras da buena cuenta el informe presentado por la SEF y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad: de los 156.865 ciclos de reproducción asistida que se realizaron en España, 12.240 ciclos de FIV e inseminación de donante fueron realizados a pacientes procedentes de otros países. En este último dato también entra en juego el aspecto legal. Eva María Bernal afirma que las leyes españolas al respecto son “muy avanzadas pero al mismo tiempo muy proteccionistas con los pacientes en el tema de donación”. Esto es muy valorado por aquellos que desean que el donante no deje de ser anónimo (el 30% de los tratamientos que se hacen hoy en día son a través de donación), algo que unido a que “en Europa ya de entrada hay muchos países con leyes más restrictivas que les impiden acceder a determinados tratamientos”, convierten a nuestro país en el destino ideal para quienes buscan un tratamiento de fertilidad.

En España tenemos leyes muy avanzadas pero al mismo tiempo muy proteccionistas con los pacientes en el tema de donación.

Para el presidente de la SEF, “la legislación española es una buena ley” porque “da soluciones a la inmensa mayoría de los problemas reproductivos”. Sin embargo, puntualiza que no es perfecta y que, en su opinión, “al igual que otras leyes, también merecería una actualización”, especialmente en el aspecto de la maternidad subrogada, “con la que aún somos nosotros los que nos tenemos que ir fuera”.

El retraso de la maternidad: ¿cuestión política o social?

El 68% de las FIV con donación de óvulos en 2014 se hicieron en pacientes mayores de 40 años (la FIV con óvulos propios y la IA solo se recomiendan por debajo de esta edad), un dato que hace evidente el impacto que tiene la edad sobre la fertilidad femenina: “A más retraso, más dificultades vamos a encontrar y, por tanto, más ayuda vamos a necesitar. La edad es un problema cada vez mayor en España si tenemos en cuenta que la edad del primer embarazo se ha ido ya por encima de los 32 años”, explica Agustín Ballesteros.

Para Elisa Chuliá, doctora en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid, si bien los buenos servicios médicos “repercuten directamente en una legitimidad social considerable”, no duda en destacar que en España existe una “demanda solvente” directamente relacionada con el retraso de la edad a la que las mujeres toman la decisión de quedarse embarazadas: “Es sabido que la fecundabilidad disminuye con la edad, de manera que si retrasan la decisión de la maternidad, algunas mujeres se encuentran con dificultades para quedarse embarazadas”. ¿Y por qué la retrasan? “En buena medida, porque muchas prefieren consolidar su posición en el mercado de trabajo antes de convertirse en madres. Es lógico que quieran rentabilizar sus esfuerzos educativos”. Añade Chuliá que si, además, tenemos en cuenta el aumento de la esperanza de vida, “es hasta cierto punto normal que algunas decisiones clave del ciclo vital (entre ellas, la maternidad/paternidad) se retrasen”.

La fecundabilidad disminuye con la edad, de manera que si retrasan la decisión de la maternidad, algunas mujeres se encuentran con dificultades para quedarse embarazadas.

Pese a que la etapa fértil de las mujeres mantiene sus límites etarios, la socióloga cree que esto es algo que puede remediarse ya que “la ciencia médica puede desplazar dichos límites hacia delante, posibilitando que haya más madres mayores”. Así, la doctora en Ciencias Políticas y Sociología insiste en que el retraso de la maternidad “no nos debería preocupar siempre que no genere entre las parejas frustración por un deseo incumplido”. Para ello, cree que como sociedad y como comunidad política, “deberíamos intentar que las parejas pudieran cumplir sus deseos reproductivos” sin excluir la posibilidad de que, por voluntad propia, esos deseos se quieran hacer realidad más tarde en el ciclo vital. “Se corre así el riesgo de la infertilidad, pero cada pareja debería valorar ese riesgo y actuar en consecuencia”, concluye.

¿Tiene algo que ver la falta de medidas de protección a la familia y a la maternidad en este retraso?

Eva María Bernal cree que el retraso de la maternidad es una tendencia mundial que está directamente relacionada con una cuestión de prioridades: “hay veces que la gente puede tener hijos pero, no obstante, prefiere retrasarlo. Creo que es una cuestión de conciencia social y conciencia personal”.

Chuliá, por su parte, también prefiere señalar “factores sociales antes que legales o políticos” y opina que, en general, “si las mujeres temieran en menor medida que la maternidad vaya a restringir sus oportunidades de inserción y promoción profesional, adelantarían su decisión de ser madres”.

Agustín Ballesteros matiza que “sería interesante fomentar la búsqueda de embarazos a edades más tempranas”, y opina que para eso hace falta antes “desarrollar muchas y más eficientes políticas sociales que las que existen en la actualidad” porque, según apunta, “muchas veces el retraso de la maternidad no es voluntario, sino que las parejas se ven forzadas porque no tienen estabilidad económica ni profesional”.

 

Quizás también te interese:

  • Obesidad infantil: La desoladora realidad social que se esconde tras el Estudio Aladino
  • Consumo de alcohol entre niños y adolescentes: ¿un problema normalizado?

Autor entrada: Diana Oliver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web www.madresfera.com + info

Array