Belleza, confianza y autoestima

La autoestima es el sentimiento de apreciación y afecto hacia uno mismo, de competencia y valía personal. Nos impulsa a actuar y nos aporta motivación para conseguir nuestros objetivos. Influye en cómo nos tratamos a nosotros mismos, en cómo tratamos -y nos tratan- los demás y en los resultados que obtenemos¹.

Procede de la autovaloración que hacemos de nosotros mismos; no tendría que ver tanto con qué hacemos bien o mal o qué sabemos o no hacer, sino con cómo somos o nos sentimos con nosotros mismos. La autoconfianza por otro lado tiene que ver con nuestras capacidades, con aquello que conseguimos “hacer”.

La manera en que nos vemos es totalmente subjetiva, está medida por filtros y dependiendo de estos podemos obtener una percepción más o menos distorsionada o sesgada de nosotros mismos. Por mucho que nos digan lo valiosos que somos, si no logramos sentirlo verdaderamente dentro de nosotros va a ser muy difícil creerlo.

 

“Cuando la belleza brilla desde el interior no hay forma de negarla”  Alek Wek

 

Nos hemos convertido en verdaderos especialistas en descubrir todo lo que está mal en nosotros, lo que no nos gusta, nos falta…Vivimos inmersos en una continua comparación de la que solemos salir mal parados y, por el contrario, somos muy inexpertos en reconocer nuestra valía, nuestros logros, las cosas que nos gustan…

Tiene mucho que ver la influencia de los cánones de belleza que se muestran en los medios de comunicación, en redes sociales. Se generan unos estereotipos que crean unas expectativas, en ocasiones, irreales abocadas a la frustración personal.

 

mujer con jersey naranja abrazándose

 

La belleza no deja de ser un estado de ánimo que, de una u otra forma, depende de la autoestima y a su vez, uno de los factores que repercute en la autoestima es el verse y sentirse bien.

Estos aspectos vienen avalados por los resultados de la encuesta Consumer Beauty Insight Study realizada por Allergan, una compañía de AbbVie².  Un 95% de los encuestados en España estaría de acuerdo con cambiar algo de su físico. Dentro de estos, un 68% cambiaría algo de su rostro.  Además, 83% estaría de acuerdo con que “la apariencia hace que nos sintamos bien emocionalmente”. Por último, a la pregunta de cómo se sentirían si se realizasen un cambio físico, un 49% respondió que se sentiría más seguro de sí mismo, un 47% más atractivo y un 37% más positivo.

La medicina estética, a través de sus especialistas profesionales de la salud y la imagen, puede ayudar a entender que existen diferentes tipos de belleza, potenciando las cualidades individuales de cada uno. Trabajar para mejorar la autopercepción, influyendo en el nivel de satisfacción personal, más allá del estado de ánimo, sin ocultar que las cualidades físicas naturalmente intervienen en el concepto de belleza³.

Otra investigación relevante en este aspecto es el estudio HARMONY, realizado por el departamento de Dermatología de la Universidad de California. Este constata la creencia de que los tratamientos médico-estéticos pueden servir para mejorar el estado emocional de los pacientes a largo plazo y la imagen que tienen de sí mismos. De hecho, estos pacientes mejoraron la puntuación que le habían dado a su bienestar psicológico en un 32%, cuatro meses después de haberse realizado el tratamiento médico-estético, habiendo mejorado sus relaciones sociales un 29% después de haber recurrido a un tratamiento de medicina estética.

Por último, es importante resaltar la relevancia que una buena relación médico-paciente tiene en este proceso de aceptación, autoestima y mejora de la percepción, siendo la confianza la base de esta.

 

EL PAPEL DE LA MEDICINA ESTÉTICA EN LA CONFIANZA

¿Cómo ayuda la medicina estética a aumentar esa confianza? A través, por un lado, de la elaboración de un estudio previo detallado que lleva a un diagnóstico y al establecimiento de acciones a desarrollar. Y, por otro, a la obtención de buenos resultados. Es por ello por lo que escoger un buen profesional e informarse antes de someterse a cualquier tratamiento médico-estético es de crucial importancia.

Establecer una óptima relación interpersonal entre médico-paciente, elaborar un tratamiento personalizado basado en ese diagnóstico, dedicar tiempo a escuchar necesidades y a valorar vías de actuación, así como la propia imagen del centro son elementos que van a generar esa confianza no solo en el proceso, sino que va a repercutir en uno mismo por ser parte activa de su propio cambio en el que cuenta con el apoyo del personal experto. Y esto genera una enorme tranquilidad.

 

Mujer siendo examinada por un profesional de la medicina estética

 

CONOCIMIENTO DE LA MEDICINA ESTÉTICA EN LA SOCIEDAD ACTUAL

Actualmente la medicina estética ha avanzado a tratamientos accesibles y poco invasivos. Así, la percepción social ha ido evolucionando, normalizándose que tener un estado y apariencia saludables está prácticamente al alcance de todos.

Sin embargo, pese a que se ha generalizado su uso y a existir numerosa información, en ciertas ocasiones carecemos de un conocimiento correcto de la misma. Lo más importante es recalcar que la medicina estética se trata de una disciplina médica.

Esa falta de formación para discriminar entre profesionales u ofertas que se encuentran en el mercado sin certificación ni garantías puede suponer un enorme riesgo para la salud. Es más que nunca necesario contar con información contrastada y con rigor científico.

Acudir a fuentes como la SEME (Sociedad Española de Medicina Estética), GEDET (Grupo Español de Dermatología Estética y Terapéutica) o a la página del Ministerio de Sanidad serían dos grandes referentes en los que encontrar no solo información sobre los profesionales, sino sobre materiales y establecimientos autorizados.

La belleza está indudablemente condicionada por el estado de salud. Necesitamos modificar conductas que impliquen mejoras en nuestro cuidado diario, una alimentación correcta, peso saludabledormir lo suficiente, realizar un mínimo de actividad física y llevar una vida ordenada. Llevando a cabo estas acciones y contando con el apoyo de un profesional de la medicina estética experto se puede lograr ese bienestar que muchos no acaban de lograr y que necesita de una intervención individualizada (y no olvidemos muchas veces interdisciplinar).

Podéis escuchar al Dr. Fernando Urdiales, especialista en medicina estética desde hace más de tres décadas, tratando el tema de la belleza y la confianza de manera magistral en nuestro último podcast.

Escucha»Belleza, confianza y autoestima, con el Dr. Fernando Urdiales» en Spreaker.

 

Referencias

¹ Autoestima y salud. Ballenato, G. Consejo General de la Psicología, España. 2006. Disponible en http://www.cop.es/colegiados/m-13106/images/Art%C3%ADculoAutoestima.pdf

² Consumer Beauty Insight Study. Allergan Aesthetics, 2021.

³ La belleza es un estado de ánimo, no depende de estereotipos solo de autoestima. Disponible en https://www.infosalus.com/estetica/noticia-belleza-estado-animo-no-depende-estereotipos-solo-autoestima-20140514124840.html

Autor entrada: Vanesa Pérez Padilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 3/2018 le informamos de:Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web www.madresfera.com + info