Rincón en rosa: Sobre la Radioterapia y sus efectos secundarios y/o colaterales

Cuando te hablan de radioterapia tras haber pasado por una quimioterapia apenas le damos la importancia que debiéramos darle. Esto ocurre porque lo pasamos tan mal durante el otro tratamiento y con tantos efectos secundarios, que lo que venga después siempre nos parecerá mucho mejor. Pero lo cierto es que la radioterapia trae una larga lista de efectos secundarios, ya sean durante el tratamiento como meses o incluso años después.

Para empezar con el tratamiento de radioterapia, de nuevo hay que pasar por unas pruebas médicas, después de esto han de tomar una medición exacta de los puntos que harán que las dosis administradas en tu cuerpo vayan (dentro de lo posible) al punto necesario y que afecten lo menos posible a los órganos circundantes sanos. Por ejemplo, la radioterapia administrada en la mama puede dañar al corazón y al pulmón. Y esta es de la que yo vengo a hablaros.

En mi caso me hicieron los puntos de medición tatuados. Se hace bajo un control estricto en medidas, controlado hasta las milésimas de los milimetros, no se pueden desviar ni lo más mínimo porque de ser así , cuando te administren las dosis de radioterapia estarán irradiando los órganos sanos que no deben tocar.

Se trata de lo siguiente, te estiras en una camilla con el torso descubierto, empiezan a mover unas máquinas sobre ti que empiezan a enviar luces, hasta que se cruzan las líneas de luces horizontales con las verticales(para que me entendáis), entonces en los puntos que se cruzan (habiendo fijado ellos ya sus cálculos anteriormente) te tatúan un puntito del tamaño de un lunar, ahí estará para siempre contigo, acompañándote el resto de tu vida, se hace uno en lateral derecho, otro en lateral izquierdo , uno entre las dos mamas y el otro en línea vertical hasta llegar al bajo vientre, haciendo los 4 puntos forma de cruz.

Os he apañado una imagen sencillita para que os hagáis una idea, los puntos son más pequeños, pero los he hecho grandes para que los vierais bien, los laterales son los que no se ven, pero digamos que van a la altura de la mama pero en el costado.

Una vez tomadas las medidas te citan otro día para empezar con la radioterapia. Así cada vez que tengas tu sesión de radio te centran tomando esos puntos de anclaje, que de hecho son para eso, para fijarte siempre siempre en la misma postura y que no te muevas ni un milímetro. Si engordaras o adelgazaras durante el tratamiento entre 2 y 5 kg las medidas habrían que repetirlas de nuevo, habría que volver a tatuarte para no llevar las dosis de radioterapia a localizaciones erróneas.

Cada sesión dura pocos minutos, una sesión al día(en mi caso en alguna ocasión me dieron 2 al día ya que pasando 8h de una a otra sesión es posible hacerlo, pero no es lo habitual). Entre sesiones tienen que hacerte radiografías de vez en cuando para ver que efectivamente la radioterapia no está afectando demasiado a otros órganos. En mi caso a diario hasta 33 sesiones de radioterapia.

Me avisaron que mi pulmón derecho iba a quedar quemado en una punta, que no es de gravedad clínica, pero cada vez que me hagan un Tac, radiografías o pruebas se tiene que tener en cuenta para no llevar a diagnósticos erróneos.

No hay que olvidar que la radioterapia, al igual que la quimioterapia, destruye tanto las células malignas como las sanas.

Los efectos más normales causados por la administración de la radioterapia son la astenia, agotamiento que se acumula, retención de líquidos, quemaduras en la piel de primer a tercer grado. La radiación en mi caso se dio en axila y en mama derecha. Mis quemaduras llegaron a ser de tercer grado, destruyendo toda la capa de piel , nervios y tejido. Cuando esto sucede no dejan de darte tus sesiones, por suerte suele empezar a pasar en las últimas sesiones, y cada 2 días hay que ir a hacerse curas al hospital, hay que mantener las heridas libres de infección.

Constantemente hay que hidratar la piel, y una vez aparecidas las quemaduras si es necesario se administrará crema antibiótica y funguicida.

La mama se vuelve dura y grande, la zona de la mama y axila se vuelve muy sensible al dolor, y el vello que alcanza la radioterapia cae, el de la axila en este caso.

Mientras estás con tratamiento de radioterapia se recomienda extrictamente que no te des baños en piscinas ni en la playa por riesgo alto de infección y que ni mucho menos te de el sol en la zona irradiada.

A mi me pilló todo el verano, con un calor sofocante…y fue horrible soportar esas quemaduras entre sudores y roces y no poder darte un bañito en el mar…teniéndolo tan cerquita.

Otro de los efectos durante la administración de la radioterapia es la bajada en sangre de glóbulos blancos, una vez finalizado el tratamiento se restablecen.

Entre los efectos después del tratamiento está el endurecimiento de la mama, el dolor, el hinchazón y la zona se vuelve hipersensible a cualquier roce, con riesgo a linfedema.

Las pacientes con cáncer de mama y con linfadenectomia hecha que nos sometemos a radioterapia, aumentamos el riesgo del linfedema en un 25% durante el primer año.

Estos efectos pueden durar meses después del tratamiento, a mi todavía me duran la mayoría, además de que el color de una de mis mamas ya se ha quedado marrón chocolate;) y también más grande y dura.

Como efecto a largo plazo, las pacientes sometidas a radioterapia tenemos un riesgo de padecer en un futuro otro segundo cáncer por la radiación que se nos dio en su día.

Estos son los efectos principales, poco a poco irán desapareciendo, quizás el más agudo es el agotamiento ya que venimos la mayoría, agotadas ya por una quimioterapia y todos estos tratamientos tan agresivos son desgraciadamente acumulativos, así que paciencia, los dolores y los efectos generales tendrán que ir desapareciendo sobre la marcha.

En el próximo artículo hablaremos de tratamientos de hormonoterapia y sus efectos secundarios.

Puedes seguir leyendo a Paris en su blog, Diario de una maternidad y un lazo rosa.

Autor entrada: Mónica

-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web www.madresfera.com + info

Array