Rincón en rosa: No somos héroes

A lo largo de mi vida, y sobre todo en los últimos años, he escuchado «demasiadas veces» esta frase: Qué fuerte y qué valiente eres, yo no podría.
Lejos estaba de ayudarme esa frase, al contrario, me metía más presión, presión por no poder estar a la altura, ya que una misma esa fortaleza y esa valentía, no la ve como tal, sino que lo ve como algo «normal».
Lo único que haces es «tirar ‘palante», lo que cualquiera haría en tu situación, mejor o peor, pero cualquiera lo haría cuando no hay más remedio. Es como el decir que somos Superwoman. No lo somos, o en cierto modo sí, ahora que lo pienso… Porque llevamos la casa, la familia, el trabajo fuera de casa en muchas ocasiones, y hasta la enfermedad, el día a día es para casi tener super poderes, visto así.
Pues sí. Ahora lo voy a confesar, a mi siempre me ha molestado escuchar estos tópicos, precisamente por eso, porque se dicen como tópicos, y no desde el corazón.
¿Que soy fuerte? Sí, el tiempo y las experiencias vividas me han regalado este poder: soy fuerte, quizás más fuerte que muchas otras personas y también menos que otras, pero yo no era así, o por lo menos, no lo sabía.

Aunque ser fuerte tampoco creo que sea una ventaja. Fuerte te haces con la edad, con las heridas del corazón, con las adversidades, con los incidentes vividos, pero no por pasar una enfermedad o dos, y tampoco por separarme o por romper con mi pareja en el momento más duro de mi vida. Cuando llega, hay que hacerlo, hay que coger fuerzas y echar ‘palante. Si te quedas paralizada, ¿qué vas a solucionar? Nada, ya te lo digo yo, pero tú también lo sabes.

Yo no era así, se podría decir que me he «curtido», he evolucionado. A todos nos llega antes o después el darnos cuenta de lo fuertes que somos, cuando nos toca, entonces sabemos qué hacer, si antes creías que aquello no podrías hacerlo, que no podrías superarlo… Llegado el momento te vas a sorprender. No es algo que una fuerce, es algo innato, es algo que todo ser humano llevamos dentro, solo está ahí, esperando que le den el toque de salida.

No me importa confesar que la vida me ha hecho así, sí, quizás sea fuerte, fuerte de mentalidad, me propongo algo y lo hago, o por lo menos lo intentaré hasta que no pueda más. Pero en cambio, no soy fuerte de corazón, en esto soy muy frágil, podría decir que soy floja, ojalá aquí también pudiera sentir lo mismo, pero no, las emociones es algo que no controlo fácilmente. Tampoco se puede ser tan perfecta 😉

Cuando tienes cáncer, escuchas constantemente palabras como valiente, fuerte, héroe, luchador/a, guerrera…. Pero guerrera ¿por qué? ¡Si yo no voy a ir a la guerra!

Cuando escucho estas palabras me veo de repente enfundada en cuero negro y sable en mano (dime tú porqué así, bendita imaginación). Pero ¿por qué? Solo somos personas con una difícil tarea, la tarea de afrontar y enfrentarnos a una grave enfermedad. No voy a luchar contra nada. Voy a esperar que me den los tratamientos adecuados y hacer todo lo que esté en mi mano por mejorar mi calidad de vida, pero sin pelearme con nada ni con nadie, quizás haya una lucha mental interna, la parte que me lleva hacia el abismo y la parte que me mantiene al borde del precipicio sin dejarme caer, pero esa es la lucha de todo ser humano por sobrevivir, y al final de lo que se trata es de esto, de SOBREVIVIR, fuerte o no, preparada o no, consciente o no… Pero hay que hacerlo.

Una puede ser fuerte y morir, y no por eso diremos que era débil.

Cada uno elige lo que quiere hacer con su vida y en lo que se quiere convertir, cada uno es dueño de su mundo, puedes crearte un mundo de fuertes o un mundo de débiles, utilízalo según mejor te convenga, pero al final todo será en nuestro propio beneficio.

Héroe: Persona que se distingue por haber realizado una hazaña extraordinaria, especialmente si requiere mucho valor.
Guerrero: Persona que lucha en una guerra, especialmente la que lo hace sin armas modernas. Que busca guerra, que compromete a los demás y, en ocasiones, resulta problemático por su comportamiento y su actitud rebelde o provocadora.
Luchadora: Se aplica a la persona que lucha: sacó adelante a sus hijos porque es una mujer luchadora. Persona que pelea o discute para conseguir un fin.
Superwoman: Mujer con unas cualidades excepcionales «es una supermujer» (superwoman). Mujer que traslada la perfección a su entorno familiar, tratando de llegar a todo en sus respectivos hogares, el cuidado de los hijos, el mantenimiento de la casa, el control del buen funcionamiento de todos los aspectos logísticos relacionados con el ámbito más personal.
Fuerte: Que tiene buena salud o que puede hacer ejercicios violentos o persistentes sin cansarse. Que tiene fuerza de voluntad y valentía para afrontar situaciones adversas. Valiente: Que actúa con valor y determinación ante situaciones arriesgadas o difíciles. Que implica o denota valentía.

Anda! pues visto así…podría decir que tengo 4,5 de 6 😉

Puedes seguir leyendo a Paris en su blog, Diario de una maternidad y un lazo rosa.

Autor entrada: Sonia Sánchez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 3/2018 le informamos de:Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web www.madresfera.com + info