«No estás sola. No eres única, ni rara, ni es culpa tuya». Lucy @Chibimundo y Elijo el Arcoiris

Se habla muy poco de la salud mental. Y si le sumamos maternidad a la conversación, el tema se convierte casi en tabú. Pero por suerte cada vez se visibiliza más esta realidad. La depresión existe y en la maternidad, por muy feliz que sea esta etapa, también se produce y mucho  más de lo que somos conscientes. Hoy hablamos sobre depresión y maternidad con Lucy, a la que conocemos de Chibimundo y los podcast Hablando en crudo , quien, desde su blog y podcast, y ahora con su libro Elijo el Arcoiris nos propone acompañarla en un viaje muy personal por la depresión y su experiencia como madre.

¿Qué es Elijo el Arcoiris?

Es una novela intimista que habla sobre la depresión desde el punto de vista de una mujer que se va a convertir en madre, que tiene a su hijo y luego debe luchar contra esa oscuridad que alberga en ella mientras lo cría.

No es una novela típica porque su formato en capítulos breves (de 2 a 4 páginas) la convierte en un compendio de flashes. En ellos vamos viendo como mamá, depresión y bebé van desarrollándose.

¿Para quién está escrito y quién debería leerla, en tu opinión?

Para quienes que se embarcan en el viaje vital que supone tener hijos, sean hombres o mujeres. Todo puede ser maravilloso en la maternidad, pero si no lo es: no estás sola. No eres única, ni rara y por supuesto que no es culpa tuya.

Para cualquiera que haya tenido cerca la depresión. Creo que es muy útil ponerse en los zapatos del otro para comprenderlo. Y este libro ayuda mucho en ese proceso, tanto por lo directo y crudo que supone como por las historias corrientes que contiene.

¿Cómo ha sido el proceso de su escritura? ¿Qué te ha aportado y cuáles han sido los principales retos de este proceso?

El proceso ha sido bastante largo, más de un año. En principio era una especie de diario para darme cuenta de cuándo estaba mejor o peor, de mis ideas irracionales o mis comportamientos dañinos. También escribí algunas veces algo parecido a cartas a mi hijo en el que le hablaba de todo lo que estaba ocurriendo. Y en ese momento se fue desarrollando con más libertad, más allá de un diario.

En aquellos momentos no quería poner todo aquello en el blog, pero sabía que en algún momento podría tener valor todo aquello así que se quedó todo en escritos cortos, como si fueran a servir para un post. Pero al final los acumulé todos y se convirtieron, junto a la metáfora que da trasfondo al título, en «Elijo el arcoiris».

El principal reto de escribir era luchar contra las lágrimas. Lloré mucho en todo el proceso. Aún lo hago cuando lo leo porque para mi significa un viaje en el tiempo a un pasado en el que estaba encerrada en un oscuro agujero al que aún a veces me asomo.

Este libro lo lanzaste mediante crowdfunding, ¿cómo ha sido la experiencia? ¿La recomiendas para quien se plantee esta opción de publicación?

La verdad es que fue muy positivo. Quitando la parte de la ansiedad que supone esperar a que el proyecto llegue a su tope. Esperar a que vayan llegando todas las aportaciones…

Pero la verdad es que fue maravilloso ver la cantidad de gente con la que contaba para hacer realidad el sueño de publicar. Muchas personas me escribieron de otros países para ver cómo podía enviarse a países como México, Colombia o Argentina. Me quedé muy sorprendida del grado de repercusión que podía llegar a tener.

Lo recomiendo mucho porque a parte de lo económico, es una forma de saber de tu público. Saber si las personas para quienes has escrito están dispuestas a comprarlo. Si realmente todo el esfuerzo que va a suponer publicar va a merecer la pena. Es como un testeo antes de lanzarlo al mercado.

Firma de libros en la II Feria del Libro Madresférico en el #Mbday19, el pasado 23 de marzo.

¿Por qué el tabú de la salud mental, desde tu vivencia y opinión?

Porque era lo que me llenaba la vida. Estaba sumida en aquél agujero y era todo lo que veía y en lo que podía pensar. Todo lo demás suponía un gran esfuerzo. Pero sacar la oscuridad de mí a base de palabras machacadas en Word suponía un alivio. Aunque al final acabara llorando. Para mí era necesario. Me ayudó a seguir adelante.

Cuando decidí publicar tenía muy claro que era necesario que se hiciera eco de todo aquello. He conocido muchas otras madres en mi situación en este proceso. Las estaba ayudando con lo que compartía en el blog o en redes sociales, que era una mínima parte de lo que representa el libro. Así que me debía a ellas.

Mi historia es también la de cientos de hombres y mujeres. Personas que han vivido la maternidad o no. Y es que a cualquiera le puede atacar la depresión. La salud mental se ve como algo accesorio y que depende de la fuerza de voluntad pero no es así. Una de cada cuatro personas se ve afectada por algún trastorno mental a lo largo de su vida.

En muchas ocasiones el entorno no sabe cómo reaccionar frente a la depresión en los demás, ¿cómo se habla con una persona que está viviendo algo así? Y sobre todo, ¿qué no deberíamos decir en ningún momento?

Es difícil. Me pongo en los zapatos de los demás cuando ni siquiera yo puedo empatizar conmigo misma en algunos de mis pensamientos o comportamientos.

Creo que lo más importante es hablar desde la empatía (que no es lo mismo que la pena o la compasión). Pensar que esa persona nos está hablando desde un lugar en el que lo ve todo a través de las gafas de su depresión y no puede quitárselas de la noche a la mañana. No se trata de algo voluntario. Hay un montón de filtros actuando de forma que todo le lleva distorsionado y lo que hay en su cabeza también. Solo puede ver lo malo y lo negativo. Aunque sonría. Su cabeza sigue funcionando bajo ese filtro.

Creo que todos los depresivos estarían conmigo en dejar de dar mensajes basados en el esfuerzo y la voluntad para salir de ese estado. No funcionan, no son un mantra, no curan. Solo hacen sentir a las personas peor, porque ponen en sus manos algo que no lo está. Las personas con depresión necesitan ayuda de especialistas para su recuperación. Ir al psiquiatra y/o al psicólogo es necesario para lograr mejoría o evitar recaídas.

Al final, hablar como te gustaría que te hablaran a ti si estuvieras enfermo y dependieras del tiempo para curarte. Porque esa es la verdad de la depresión. Tiempo, paciencia y tratamiento.

¿Qué opinas sobre las últimas novedades en cuanto a medicación y depresión maternal? ¿Crees que reconocerlo públicamente como una enfermedad y no un estado natural de la madre supone algún avance?

Hay muchos medicamentos para la depresión que son compatibles con embarazo y lactancia. La ciencia ha avanzado mucho en este tema y cada vez hay medicación más adaptada a la situación de la persona que la requiere. Yo soy partidaria de lo que diga el especialista. Si necesitas las muletas que suponen la medicación para andar es una necesidad. Cualquier enfermedad tiene su medicación. Esta no tiene por que ser distinta. Es importante buscar un especialista que entienda que para ti la lactancia puede suponer algo muy importante. Incluso un tema vital en tu depresión.

Dar visibilidad a la salud mental y en especial la de las madres es un punto vital actualmente. Muchas mujeres están luchando por empoderarse en sus embarazos y partos. También es la hora de darnos poder y voz en el postparto. La tristeza y el cansancio pueden ser naturales durante unos días pero si se vuelven algo recurrente tiene que haber alguien ahí para verlo. A las personas nos cuesta mucho reconocer los problemas de salud mental porque no nos han educado en la gestión de emociones o de la salud de nuestra mente.

Es necesario hablar más de salud mental en general. Independientemente del colectivo al que afecte, para normalizar este tipo de situaciones y lograr que haya mayor acceso a la atención sanitaria por parte de pacientes y familiares. Que haya menos personas que tengan que llegar a un ingreso por ello.

Cuéntanos próximos proyectos, si se puede. Y un deseo para Elijo el Arcoiris.

Como escritora, estoy explorando otros territorios para seguir aprendiendo y desarrollando mi escritura. Me he presentado a un par de concursos para probarme como persona creativa. También tengo un par de novelas empezadas: una fantasía romántica y otra sobre los trastornos de la alimentación en la adolescencia. Pero ambas sin terminar y por tanto sin fecha de publicación.

Mi deseo para el libro sería llevar su mensaje a todas las personas afectadas por trastornos del ánimo. Para que encuentren las fuerzas necesarias para luchar por sus arcoiris. Luchar por la vida, por mejorar y por seguir adelante. Aunque sea muy duro y poco valorado.

Podéis escuchar además la entrevista en el Buenos días Madresfera sobre su libro.


Ficha del libro

Título: Elijo el Arcoiris

Autor: Chibimundo

Páginas: 173 páginas

Editorial: Universo de letras

¡Hazte con él!

Encuentra más libros como el de Lucy en nuestra Librería Madresférica

Autor entrada: Mónica

-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web www.madresfera.com + info

Array