La vida digital familiar plantea retos pero también oportunidades

 

 

El pasado 30 de octubre se celebró en Madrid un debate con periodistas acerca de los retos y las oportunidades de la vida digital familiar. En el evento, organizado por la plataforma FamilyON, nacida recientemente de la mano de Orange para concienciar sobre un uso seguro y responsable de las TIC a través de actividades multimedia para padres e hijos, se abordó sobre todo la cuestión de la actual ‘brecha digital’ que existe entre generaciones y cómo podrían las familias españolas saltar esa brecha y aprovechar las oportunidades que les brinda la tecnología. Porque la tecnología son retos, pero también oportunidades si sabemos cómo utilizarla. Y enseñarla. Algo que no es fácil, porque como dice María Zabala, consultora de comunicación especializada en educación digital y creadora del blog iWomanish, “a los padres de hoy nos falta naturalidad en la educación digital”.

 

La nueva familia digitalizada

Que la tecnología ha producido un fuerte impacto en nuestros hábitos y en nuestra manera de relacionarnos es una realidad. Según refleja el I Estudio Generación Game Changer, elaborado por la marca europea de móviles Wiko, un 70% de los españoles reconoce tener cierta dependencia de su terminal. En el estudio, en el que han participado 2.000 personas de entre 18 y 55 años, se han analizado los hábitos que han cambiado a lo largo de los últimos años con la irrupción de la tecnología en nuestras vidas. También en nuestra vida familiar, en la que los hábitos tecnológicos marcan las relaciones intrafamiliares, la planificación del ocio y hasta la educación.

En 2016, los datos recopilados por el estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) sobre el impacto de las nuevas herramientas de la comunicación en la familia, mostraban que siete de cada diez españoles consideraban que el uso de la tecnología perjudicaba la relación familiar entre padres e hijos. Además, se destacaba que desde la anterior encuesta había aumentado la percepción negativa que los participantes tenían sobre las consecuencias del uso de las nuevas tecnologías.

Según el CIS, siete de cada diez españoles consideraban que el uso de la tecnología perjudicaba la relación familiar entre padres e hijos.

Y es que el uso de la tecnología y la relación que establece cada miembro de la familia con las pantallas genera muchas preocupaciones. Preocupaciones nuevas, poco estudiadas a nivel sociológico, y que requieren también soluciones nuevas. “Al mismo tiempo que se conocen cada vez más las enormes ventajas que brinda la tecnología en materias tales como la educación, la comunicación y el entretenimiento, también se presenta como un elemento disruptivo de la vida familiar sobre el que hay que reflexionar”, señalan desde FamilyON. Una reflexión que pasa de manera inexorable por la necesidad de acompañar a niños y adolescentes en el proceso de aprender a relacionarse con la tecnología, y que requiere de una formación previa por nuestra parte como padres.

 

 

Precisamente sobre ese aprendizaje opina María Zabala, consultora de comunicación especializada en educación digital y creadora del blog iWomanish, que quizá el mayor reto sea “la rapidez con la que cambia todo y la rapidez con la que vivimos cada día”. “A los padres de hoy nos falta naturalidad en la educación digital, pero realmente no se trata de adquirir conocimientos informáticos ni de prohibir o dejar hacer. Igual que ya hacemos con tantas otras parcelas de la educación que damos a nuestros hijos, el principal reto consiste en asumir que educar en relación con la tecnología se basa también en hábitos, normas, límites, conversación y autonomía progresiva. Eso como reto global. El reto personal de cada uno es asumir el mundo en que vivimos y tratar de aprender pequeñas cosas sobre cómo funciona, por nuestro bien y por el de nuestros hijos”, explica a Madresfera.

El principal reto consiste en asumir que educar en relación con la tecnología se basa también en hábitos, normas, límites, conversación y autonomía progresiva.

Y no sólo se plantean retos, también muchas oportunidades. La mayor de ellas para Zabala pasa por la posibilidad de convertirse en una herramienta que favorezca una mayor conexión entre los miembros de la familia. “Han aumentado las posibilidades de disfrutar de contenidos, experiencias y aprendizajes, y por eso es importante que, desde casa, enseñemos a los niños la idea de que la tecnología es entretenimiento, pero también muchas cosas más”, cuenta, y añade que “son muchos los aspectos de las redes, las apps, las plataformas de streaming, los videojuegos o las webs como FamilyON que pueden potenciar –si queremos aprovecharlo- momentos de conversación que son fundamentales para las nuevas generaciones”. Eso sí, recuerda que niños y adolescentes siguen necesitando a los adultos para contextualizar los contenidos y entender su propio papel como usuarios digitales.

 

 

El ejemplo y el acompañamiento, claves en la educación digital

Durante la infancia, los mayores temores de los padres con respecto al uso de la tecnología giran en torno al tiempo que los niños pasan frente a la pantalla y al acceso a contenidos que sean inapropiados por edad o tipo de contenido. Un contacto que no debería producirse, según la Asociación Española de Pediatría (AEP), hasta al menos los dos años de edad. El acoso en internet o ciberbullying, el mal uso o la sobreexposición en redes sociales y la falta de conciencia respecto a la privacidad son preocupaciones posteriores y que se acrecientan cuando llegan a la adolescencia.

Según María Zabala “la familia es la primera trinchera en la educación de nuestros hijos en todo, también en lo tecnológico”. Sobre esto, afirmaba María Angustias Salmerón Ruiz, pediatra experta en nuevas tecnologías de la AEP y autora del libro Criar sin complejos, en el 64º Congreso de la Asociación Española de Pediatría (2016), que se debe tener en cuenta que aunque la generación de adultos actual no es una generación que haya crecido con lo “digital”, cuando hablamos de educar en un buen uso de la tecnología estamos ante algo tan antiguo como la educación en valores: “el respeto a los demás, a la dignidad propia y del otro, la educación, la empatía, etcétera, solo que aplicado a un entorno diferente”.

Cuando hablamos de educar en un buen uso de la tecnología estamos ante algo tan antiguo como la educación en valores.

Educar en un uso responsable de las pantallas pasa, como en tantos aspectos, por el ejemplo y el acompañamiento. También por la creación de espacios en los que no sólo se transmita un mensaje sobre los peligros de la red o el tiempo de uso, sino también sobre los usos positivos o la creatividad. “Un uso responsable de la tecnología no difiere en concepto de lo que conocemos como alimentación saludable o vida sana o cualquier otro aspecto de nuestra vida en el que tengamos clara la necesidad de buscar un equilibrio. Se trata de utilizar las pantallas que nos rodean sin abandonar otras actividades, sin convertirlas en el centro de todo. En el caso de la educación en el contexto familiar, es fundamental que los adultos seamos ejemplo por el uso moderado, pero también por el interés en saber cómo funciona esta tecnología que utilizamos a diario”, concluye María Zabala.

Se trata de utilizar las pantallas que nos rodean sin abandonar otras actividades, sin convertirlas en el centro de todo.

 

 

 

 

 

Autor entrada: Diana Oliver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web www.madresfera.com + info