Reflexiones sobre la crianza tras la pandemia: de presencia y convivencia con Paco Herrero

Queremos reflexionar sobre la infancia y la crianza a raíz de este terremoto vital que está siendo la pandemia. Quizás nos sirva para repensar la infancia y lo que le rodea, quizás aprendamos algo, o quizás solo sirva para invisibilizarla más, pero queremos hablar sobre ello con gente que trabaja y vive de cerca este tema.

Empezamos estos breves apuntes con la opinión de Paco Herrero,  educador social y activista sobre derechos en la infancia y por la educación y responsable de la Formación Política en la Asociación La Dinamo Acció Social.

¿Cómo consideras que ha afectado esta crisis a la crianza dentro de nuestra sociedad?
Creo que lo más importante ha sido que se ha explotado la burbuja de la conciliación. Ya éramos gente las que decíamos que la conciliación es una mentira, una construcción política
para que se pudiera creer que es posible tener hijos o hijas sin quedarse fuera de la dinámica social. Vivir en esa mentira generaba mucho sufrimiento, principalmente a las madres y a las
criaturas. Al caerse todas las estructuras de externalización de los cuidados la gente se ha visto obligada a conectarse con la realidad de la crianza y esto supone hablar más de las
necesidades de las criaturas y menos de los remedios inventados por subsidiarios del empleo.
La crianza cambia absolutamente cuando no te puedes distraer de la presencia, del cuerpo a cuerpo con la infancia. Y esta reconexión pienso que en general es positiva, y abre nuevas
oportunidades en la relación, aunque no quita que implique angustia, ya se toma conciencia de la falta de apoyos, de lo invisibilizado que está el trabajo de los cuidados, y que, si se hace
causa común con la infancia te quedas también tú fuera de juego, y esto es un precio alto que puede comprometer incluso la viabilidad del sistema familiar. Así, esta crisis ha llevado a la
crianza a un lugar más propio, lo que es positivo, pero se le ha abandonado ahí, lo que es irresponsable y patriarcal.

Cuando empezó la crisis, se hablaba de que esto sería una oportunidad para cambiar para ser mejores… ¿Crees que es una oportunidad para el cambio también para la
maternidad/paternidad?
Yo soy muy crítico con el lugar que ocupa la infancia en esta sociedad, es un lugar que definen las instituciones, y entre ellas la familia como institución, con la maternidad y paternidad como
construcciones sociales al servicio de un modelo social que explota lo reproductivo para el buen funcionamiento de lo productivo sin pararse a pensar en el sufrimiento que genera.
Pese a las críticas el modelo hegemónico goza de buena salud, y se expresa principalmente en las dinámicas de deserción del espacio de cuidados, de manera que todos los procesos de
autorrealización adulta pasan por salir de ahí y desarrollarse en lo público, y esta deserción está generando un abandono generalizado a la infancia.
Los adultos vuelven al espacio familiar contaminándolo con las dinámicas sociales antagónicas a la vida, convirtiéndose, más los padres que las madres, en troyanos del sistema en su propio
espacio íntimo.
Esta dinámica se ha roto con la crisis, de manera que se ha dado más presencia y más convivencia que nunca, habitar el espacio de la vida nos hace mucho mejores que habitar el
espacio de la fábrica, pero es pronto para valorar las consecuencias. No sabemos cómo estamos a nivel social de cara a las competencias de cuidado, al entrenamiento en la relación, a las prácticas de regulación de conflictos en la convivencia.
Todo eso se ha dado pero seguro, que en muchas familias se ha expresado con mucha violencia y malestar. Está la preocupación, de que cuando todo vaya volviendo a la normalidad, se re-intensifiquen las dinámicas de delegación al estar saturados los sistemas familiares. Aún con ello, quiero pensar que esto ha sido positivo, y que mucha gente ha tomado conciencia de lo que se estaba perdiendo, de lo que le estaban quitando, y a partir de ahora va a obrar con más conciencia y responsabilidad.

¿Por qué sí o no?
Para mí, la clave entre una paternidad/maternidad positiva, entrañable, frente a una paternidad/maternidad robotizada y gestora, está en el peso que tiene la realidad infantil a la
hora de definirla, no como idea, si no como presencia.
Un papá o mamá lo es mejor en la medida que tiene capacidad de complacer a sus hijos e hijas. Y no se puede saber lo que necesitan si no se convive cuerpo a cuerpo con ellas. La
convivencia desmonta un montón de máximas educativas, pediátricas, morales, etc. Los niños y niñas tienen mucha más capacidad de conquistar la convivencia que de rebatir ideas o
argumentos.
Esta crisis, al menos en el ámbito privado, ha dado mucha más presencia a una infancia que teníamos distraída en extraescolares y en tardes de abuelas y televisión, y su presencia ha
enriquecido sí o sí las dinámicas familiares, ha hecho que la represión a la infancia sea menos efectiva y que su aportación sea más significativa.
Esto supone una potencia inmensa para mejorarnos como padres y madres, depende ahora que queramos, podamos y nos dejen aprovecharla y dar continuidad a lo vivido en este
confinamiento.


Podéis leer a Paco Herrero en su blog blog.pacoherreroazorin.com 

Y en Twitter como @pacoherrero.

 

Educación liberada, trabajo social y un poquito de cine.

Pensando la adultocracia en situación.

Responsable de la Formación Política en la Dinamo. Valencia

Autor entrada: Mónica

-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web www.madresfera.com + info

Array