Post enmascarado: Guía de sexo ninja para padres colechadores

Comparte tu post anónimo y ¡libérate!
Ser padre no es fácil, ser padre de hijos seguidos complicado, ser padre de hijosquenoduermen es muy duro, y ya ser padres de niñasbonitas seguidas y que no duermen y trabajar en turnos cambiados es para nota. Hoy os doy 10 tips para tener una vida sexual activa (más o menos) fuera de la cama ¡yuhuu! Los padres colechadores también pinchamos, no tanto como nos gustaría pero lo hacemos, ahí van los tips, que son aplicables también para padres no colechadores, el sexo ninja es para todo tipo de padres:
1. La cama es de gente aburrida. O de gente con mucho tiempo, o de gente que tiene mucho sexo. En todo caso, no es el único lugar. Si eres de los comodones, puedes usar la cama de tu hijo (sí, aquella que compraste y que sólo sirve para almacenar los peluches) o una cama de invitados. O sal de tu zona de confort y echa una manta al suelo, yeah! ¡La vida es de los valientes! Tip veraniego: manta al suelo en la terraza, además es romántico ¡puedes ver las estrellas! Y a lo mejor gritar ¡un poquito! (¡Ah! Y ojo con los vecinos)
2. El sofá mola muchísimo. Es grande y cómodo, mi sofá es de piel así que le da puntos extra por su fácil limpieza. Si no tienes esa suerte, echa una mantita encima, tenla preparada cerca, no sea que en la locura de la noche uses la mantita preferida de tu hijito. Y sobre todo ten en mente aquellos pinchis apoteósicos cuando, sentada en tu sofá,  alguna visita te diga con la prepotencia que les da la ignorancia y la falta de sexo en sus propias carnes “Pero… ¿Y la intimidad de pareja?”. Sonrisita malvada. Dientes, dientes.
3. El sexo ninja es silencioso, no se te olvide porque los niños que no duermen se suelen despertar fácilmente. Aquí no hay trucos, ¡es un ejercicio de contención de las cuerdas vocales que sólo se consigue con entrenamiento! Aprovecha para practicar en situaciones de la vida cotidiana, cuando las niñasbonitas la lían lo más grande, cuando pintan el sofá, cuando inundan el baño, cuando esparcen el contenido del pañal por las paredes… ¡No grites! Míralo como una oportunidad de desarrollar nuevas habilidades. Cuanto nos enseñan estos peques. Más majos oiga.
4. A quien madruga, los dioses le ayudan. Pues eso, las seis de la mañana es una hora buenísima para pinchar, aprovecha ese último despertar catastrófico de las niñasbonitas para empezar el día con buen ¿pie? Pues eso, estás descansado porque has dormido (más o menos), debajo de las sabanas hace calorcito y seguramente lleves poca ropa. Cambia de habitación y empieza el día con alegría XD
5. El sexo ninja es rápido, bien porque hay que elegir entre dormir o fornicar, bien porque no conseguirás que las niñasbonitas estén entretenidas más tiempo. Hay que ir al turrón, y hacer el precalentamiento a distancia, que si un wasap subido de tono, que si un comentario picante, que si una palmadita en el culo, que si un tocamiento furtivo en el pasillo mientras recogéis la colada. Todo es valido, ¡pero recuerda, sólo tienes cinco minutos para darlo todo!
6. Location, location, location. Ahora toca elegir el lugar, el mejor es el aseo, porque tiene pestillo, porque es pequeño y se puede disimular con darse una ducha si te has quitado la ropa (el sexo ninja es con ropa, pero aceptamos barco, la pasión es lo que tiene) y sobre todo porque fornicar de pie es rápido, ¡cansa mucho! Los alzadores para que lasniñasbonitas puedan usar el lavabo vienen genial si hay mucha diferencia de altura, y, si no tienes o no sabes donde los han puesto, pues a apoyarse en la pared (esto da para un chiste fácil, lo sé). Por eso, el sexo contra la pared es de veinteañeros de discoteca y de padres de familia, que aunque no lo parezca tienen mucho que ver. También es buena idea el wc, pero ten cuidado de no romper la tapa…
7. Póntelo, pónselo. Si no quieres complicarte aún más la vida –de momento-, esconde condones por toda la casa. Nunca sabes cuando, ni donde vas a tener tu oportunidad. Si los niños los encontraran y preguntaran para que se sirve, responde con naturalidad, “sirve para no tener más bebés”, nunca le des más información al niño de la que necesita 🙂 Si has elegido otro método anticonceptivo sáltate esta parte 🙂
8. Pide ayuda. Si tus peques ya son los suficientemente mayores para estar un ratito sin los papis, pide ayuda a los abuelos o familiares. No hace falta que digas “necesito echar un pinchi yaya” ellos ya saben lo que necesitas ¡han estado también ahí! Podéis aprovechar para tener sexo sin parar varias horas o echar un pinchi ninja y dormir el resto del tiempo de cangureo, ¡a gusto del consumidor! Procura que no pase mucho tiempo entre “encuentros”, en una ocasión acabé con un par de costillas fisuradas por darle demasiada emoción al asunto después de dos semanas de sequía. Mi cara al (no)contárselo al médico, no tiene precio.
9. Al agua patos. Si tienes la suerte de tener cangureo, reserva un spa en pareja, y cuando salgas del spa, no te vistas, abrigo encima y para casa. Acuérdate de reservar un spa cerca de casita o probablemente no llegaréis a casa. Y no mola nada llamar a los abuelos desde la comisaría “nos han detenido por escándalo público, yaya”… Bueno molar mola, pero no es el decoro esperable de unos padres de familia.
10. Si las niñasbonitas duermen menos que tú y no hay abuelos, ¡creatividad! Creatividad en mi casa = episodio de Peppa Pig, cinco minutos de niñasbonitas entretenidas.  ¡Ay, si! es de malísimos padres ponerles un video para pinchar. Vamos, lo peor que existe, los buenos padres no hacen esas cosas. Niñasbonitas, prometo compensaros cuando seáis mayores, solo con decir la palabra “Maracuya” me tendréis ipso facto en vuestra casa y me encargaré de los nietosbonitos durante un par de horas para que no tengáis que hacer un master en sexo ninja. A cualquier hora del día o de la noche. Es mi compromiso, mi compensación por ser tan malísima madre 😛
No quiero terminar sin hacer una reflexión final. Ese momento en el que estás cenando y desabrochas mentalmente cada uno de los botones de una camisa, mientras superpapi va echando la sopa en los cuencos, también es intimidad. Y que se duerman por fin, que no puedas mover ni un músculo más, se crucen las miradas “¿Dormimos o pinchamos?” y según estas tratando de decidir, tus parpados decidan por ti y se cierren, es intimidad. O tener todo preparado para salir a tomar algo un viernes por la noche y que las niñasbonitas decidan que ese día necesitan mucho a sus papas, te das la mano y piensas ya habrá más días, es intimidad.
Todo eso es intimidad, no sólo sexo, que para mí es muy, muy importante, pero hay que saber relativizar todo en esta vida.
¡A quererse mucho gente!

Autor entrada: Mónica

-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web www.madresfera.com + info