Esther Zarrias: “Pasar de los libros de texto a pizarras digitales u ordenadores es lo mismo con otro formato”

En Un cambio de mirada, la maestra Esther Zarrias cuenta su propia experiencia transformando el aula pública en una escuela activa y ofrece recursos que han sido llevados a la práctica para inspirar a profesionales y familias. 

 

De unos años a esta parte estamos asistiendo a una auténtica revolución educativa: cada vez son más los docentes que no se conforman con el sistema actual y que no sólo sueñan con otra escuela, actúan para construirla. Como, por ejemplo, Esther Zarrias, maestra de Educación Infantil, que tras su experiencia en varias escuelas públicas se dio cuenta de que quería dar un paso más. En 2016 comenzó una nueva etapa como directora en el Ceip Rosa dels Vents, una escuela pública de Mallorca en la que ha integrado metodologías activas. Fruto de su experiencia transformando una escuela pública, y con la intención de animar tanto a profesionales como a familias, publicaba en 2017 Un cambio de mirada. A través del libro cuenta su experiencia de cambio de una escuela con metodología tradicional a una escuela basada en el respeto por los ritmos de aprendizaje de los niños en sus diferentes etapas de desarrollo. Y lo hace ofreciendo una serie de recomendaciones que van más allá de la teoría y que se basan en la práctica real. “Tan solo hace falta querer y confiar en el proyecto que vas a llevar adelante. Lo demás, la formación, la reorganización de espacios y tiempos, la experiencia en acompañamiento, la revisión continua hacia uno mismo… irá llegando”, cuenta. Ahora, esa experiencia también la comparte en diversos talleres orientados a un cambio de mirada de la infancia. Un cambio que cada vez parece más real.

 

En tu libro cuentas tu experiencia transformando el aula pública en una escuela activa. ¿A quién dirías que va dirigido Un cambio de mirada?

Este libro va dirigido a profesionales que estén en proceso de cambio metodológico o aquellos que quieran iniciarlo. También va dirigido a aquellas familias que quieran conocer un poco más acerca de las bases de la escuela activa, la máxima de la cual es la de garantizar que los niños puedan cubrir sus necesidades en todo el momento que dure la actividad lectiva. Además la escuela activa bebe de las últimas aportaciones que hace la neurociencia al campo de la educación, aprovechando los canales naturales para el aprendizaje, reorganiza tiempos y espacios para dar cabida a los diferentes intereses y necesidades de los niños y hace una profunda revisión y cambio del papel del adulto.

 

¿Es posible un cambio real en el sistema educativo actual con los recursos humanos, materiales y económicos que tenemos?

Sí, es posible. Tan solo hace falta querer y confiar en el proyecto que vas a llevar adelante. Lo demás, la formación, la reorganización de espacios y tiempos, la experiencia en acompañamiento, la revisión continua hacia uno mismo… irá llegando. Es cuestión de estructurar las diferentes fases de implementación del proyecto adaptado a las características y necesidades de cada uno de los contextos escolares.

 

¿Dirías que otra escuela es una demanda cada vez mayor de las familias?

Sí, desde luego. Es una demanda que viene acompañando un conocimiento cada vez mayor y un aumento de conciencia sobre cómo educar a nuestros hijos desde el respeto, sin amenazas, gritos, premios ni recompensas. Hasta hace poco las familias sentían que este tipo de educación era exclusiva de la escuela privada y poco a poco van demandando que también sea una opción de la escuela pública. Y así es como creo que ha de ser, escuelas privadas y públicas que puedan ofrecer diferentes opciones educativas y que las familias puedan elegir con total libertad la escuela que consideran mejor para sus hijos.

 

Escuelas privadas y públicas deben ofrecer diferentes opciones educativas y que las familias puedan elegir con total libertad la escuela que consideran mejor para sus hijos.

 

No sé si en ese sentido hay una demanda mucho mayor que la oferta actual, ya que aunque cada vez hay más escuelas públicas que son más activas, no sé si se satisface esa demanda…

Hay muchas escuelas que están en proceso de cambio, cada vez son más evidentes los datos que demuestran que el sistema actual es un sistema obsoleto y fracasado y las últimas aportaciones de la neurociencia nos muestran cómo debería de ser un contexto de aprendizaje ideal, tan alejado del que la mayoría de nosotros hemos vivido. Sin embargo todavía son muchas las escuelas ancladas en un sistema tradicional y las familias en muchas ocasiones optan por alternativas privadas o por cambiar su residencia en busca de un proyecto educativo afín a su pensamiento. Este último caso nos ha pasado a nosotros, en Rosa dels Vents, muchas familias han venido a vivir a Colònia de Sant Pere atraídos por el proyecto educativo que llevamos a cabo. Vienen familias no solo de diferentes partes de Mallorca sino de la península y del extranjero.

 

¿Qué crees que es lo más complicado de cambiar cuando se quiere transformar una escuela?

Lo más complicado es cambiar las propias resistencias, miedos e inseguridades que cada uno de nosotros llevamos incorporados. Cuando hago formaciones siempre suelo decir que cuando inicias un proyecto en el que hay implícito un cambio de mirada a la infancia, donde más trabajo hay que hacer es hacia uno mismo. Hay que desaprender muchas cosas y aprender a hacerlas de nuevo.

 

Cuando inicias un proyecto en el que hay implícito un cambio de mirada a la infancia, donde más trabajo hay que hacer es hacia uno mismo.

 

¿Cuáles son las mayores dificultades que te has encontrado hasta el momento?

Pues las mayores dificultades no son ni con las familias, ni con la Conselleria, ni con Inspección Educativa. La verdad que tenemos todo el apoyo por parte de la Administración y de la inspección y acompañamos a las familias con las inseguridades o dudas que van surgiendo. Las mayores dificultades me las encuentro con el profesorado que llega cada año nuevo al centro. El contexto concreto de mi escuela es el de una escuela pequeña con una plantilla que incorpora nuevos maestros cada año y cada año diferentes. Nos es difícil estabilizar la totalidad de la plantilla por cuestiones administrativas. La mayoría de los maestros que llegan conocen nuestro proyecto educativo y eligen venir a él para aprender y tener una experiencia en este tipo de educación. Pero en diferentes ocasiones acuden maestros con unas resistencias muy grandes y es muy cansado tener que estar detrás de estas personas para que lleven a cabo las líneas metodológicas de la escuela en toda su esencia.

 

 

¿Qué debe proporcionar una escuela para una mejor educación?

Lo importante es que haya un verdadero cambio mirada. Pasar de los libros de texto a pizarras digitales u ordenadores es lo mismo con otro formato. Una buena opción educativa es aquella que respeta los diferentes ritmos de aprendizaje de los niños, que respeta y fomenta la individualidad de cada uno, conocedora de las diferentes etapas de desarrollo, formada y actualizada, que no etiqueta y que deja a los niños ser niños.

 

¿Cómo dirías que es una escuela ideal?

La escuela ideal, para mí, es aquella escuela en la cual los niños tienen diferentes oportunidades de movimiento y de aprendizaje a su alcance a los que poder acudir cuando sientan la necesidad. Es también aquella escuela que hace una profunda revisión y cambio del papel del adulto, que devuelve el protagonismo al niño, que prepara la escuela por y para el niño, con unos entornos relajados que permitan que se respeten los diferentes ritmos de desarrollo, sus necesidades e intereses con material adecuado a su edad en función de la etapa de desarrollo en la cual se encuentren. Una escuela que confía en el niño porque el niño está predispuesto a aprender y a llegar a ser un adulto con plenas facultades si se le ofrece todo aquello que necesita para crecer.

 

La escuela ideal es aquella en la que los niños tienen diferentes oportunidades de movimiento y de aprendizaje a su alcance a los que poder acudir cuando sientan la necesidad.

 

¿Entran los deberes tal y como los conocemos en ese ideal de escuela?

No, no hay deberes. Yo creo que los maestros que mandan deberes lo hacen para reforzar unos aprendizajes que ellos han sido incapaces de consolidar en sus alumnos. Si respetas las diferentes etapas de desarrollo, si dejas que se asienten unos buenos cimientos para construir futuros aprendizajes, los niños aprenden motivados, sin estrés, ni frustración, felices y emocionados por cada nueva oportunidad de aprendizaje que se les presenta y cuando entra en juego la emoción, ese aprendizaje va a quedarse impregnado en nuestro cerebro de una manera fulminante.

 

Escucho a menudo a docentes decir que para que se produzcan cambios se debe cambiar la forma en la que miramos la infancia. ¿Por qué dirías que es importante ese cambio?

Totalmente de acuerdo. En el cambio de mirada reside todo. Mirar a los niños a su altura, de tú a tú, desde el más profundo respeto, devolverles su protagonismo en el proceso de aprendizaje y acompañarlos desde una observación sin juicios, ni etiquetas ni proyecciones, asistiendo sus necesidades e intereses, respetando los diferentes ritmos de aprendizaje y la individualidad de cada uno.

 

Por último, ¿qué le dirías a un maestro o a una maestra que quiera mejorar su escuela y no tenga ni idea de por dónde empezar?

¡Que se compre mi libro! (risas). Que vayan a visitar escuelas, que se formen, que busquen a otros profesionales que tengan las mismas inquietudes ellos y que empiece, por donde sea, pero que empiece.

 

 

 

Autor entrada: Diana Oliver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web www.madresfera.com + info