Crónica: Madrid 9 de octubre. Me pongo #EnTusOjos por el Día Mundial de la Visión.

El pasado 9 de octubre, con motivo del Día Mundial de la Visión, que este año se celebró el 12 de octubre, asistimos, en Madrid, a la jornada divulgativa `Me pongo #EnTusOjos´ organizada por Novartis con el objetivo de sensibilizar y prevenir sobre las principales patologías que afectan a la salud ocular, destinada, no solo a reforzar la concienciación acerca de las distintas condiciones oftalmológicas sino, también, a dar conocer su impacto en el día a día de las personas que la padecen.

En el 2002, la WHO (World Health Organization: Organización Mundial de la Salud) estimó que había 162 millones de personas (2.6 % de la población mundial) en el mundo con deterioro de la vista, de los cuales 124 millones (2 % aproximadamente) tenía baja visión y 37 millones eran ciegos (cerca de 0.6 %). WHO 2007 May 24;6(1):58

Como podemos ver, un dato muy significativo y que indica la importancia de acudir al especialista para hacerse revisiones periódicas, pues, el diagnóstico precoz es clave para prevenir muchas de las patologías oculares en algunos casos y, en otros, evitar la progresión de las patologías cuando éstas ya existen.

La cita tuvo lugar en la Explanada de los cabezudos en la Estación de Atocha donde, Novartis, había organizado un  espacio que contaba con un market de frutas y tips de alimentación para cuidar la salud ocular y donde te podías realizar distintas pruebas diagnósticas, como medir la tensión ocular, ver el fondo de ojo para prevenir posibles retinopatías y comprobar si  podías padecer sequedad ocular.

De esta parte del evento cabe destacar que, como en toda patología, la prevención es clave tanto a nivel de alimentación como de controles rutinarios con el especialista.

A continuación, te dejamos un listado de alimentos, que sirven para prevenir enfermedades oculares y cuidar la visión:

Naranja: Fuente de vitamina C, ayuda a prevenir o retrasar los procesos de cataratas y DMAE.

Maíz: Contiene pigmentos como la luteína y zeaxantia conocidos ambos como “las gafas de sol internas” por su efecto protector frente al sol. Ambos carotenoides actúan como protección de la retina frente a la DMAE.

Brócoli: Contiene vitaminas A, C, K, E y Beta-caroteno además de otros antioxidantes. Gracias a su contenido en luteína, zeaxantina y alto contenido en vitamina C, evita la pérdida de la visión.

Zanahoria: Contiene grandes cantidades de B-catorento y vitamina A, los cuales pueden mejorar la salud de nuestros ojos, la visión nocturna y son una fantástica fuente de vitaminas para evitar la degeneración macular.

Arándanos: Contiene vitamina K, C y antocianinas, fundamentales para mejorar la visión nocturna porque ayudan a dilatar el iris gracias a su gran poder antioxidante.

A continuación, nos dirigimos al Hotel NH Madrid Nacional, donde la Dra. Laura Morales, oftalmóloga en el hospital Clínico San Carlos, con práctica de medicina privada en el Hospital Quirón Pozuelo y subespecialidad en glaucoma, explicó algunas de las patologías oculares más comunes y cuáles son las causas principales y síntomas de las mismas.

Comenzó la charla explicando que, de acuerdo con la estimación de la OMS en 2002, las causas más comunes de ceguera son: Cataratas, glaucoma, uveítis, Degeneración macular, opacidad corneal, tracoma y retinopatía diabética.

Tras estos datos, la Dra. Morales, nos habló de algunas de estas enfermedades, de las que a continuación os contaremos lo más relevante de cada una de ellas:

Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE): La DMAE se trata de una enfermedad degenerativa y crónica del ojo que constituye una de las principales causas de pérdida de capacidad visual grave entre las personas mayores de 50 años del mundo occidental. Tanto es así, que hoy se calcula que entre 25 y 30 millones de personas en todo el mundo padecen DMAE. Una cifra que se prevé que se multiplique para el año 2020, hasta llegar a los 196 millones. Esta patología afecta a una zona específica del centro de la retina llamada mácula. Esta es la encargada de las visiones central y de detalle, tan necesarias para ver con nitidez y, por lo tanto, identificar rostros o realizar actividades cotidianas como leer, conducir o mirar la hora. Es la principal causa de ceguera por encima de los 50 años en los países desarrollados y 750.000 españoles la padecen.

La visión borrosa, la aparición de puntos ciegos en la visión central y la percepción distorsionada u ondulada de líneas rectas son considerados los principales síntomas de la DMAE.

Tiene una evolución rápida pero se puede controlar de manera eficaz mediante diferentes tratamientos. Asimismo, tener unos hábitos de vida saludables reduce el riesgo de desarrollar la enfermedad.

El Glaucoma: Es una afectación degenerativa del nervio óptico que se debe, en gran medida, a un problema del drenaje del líquido interno del ojo (humor acuoso), que hace aumentar la presión intraocular (PIO) y afecta a todas las estructuras del órgano de la vista. Hay 8,4 millones de personas con ceguera debido al glaucoma en el mundo, siendo la tercera causa de ceguera mundial. Se calcula que cerca de 500.000 españoles sufren glaucoma sin estar aún diagnosticados, lo que supone una prevalencia aproximada del 3% de la población. Es asintomático e irreversible.

Las causas exactas por las que se genera son desconocidas por lo que no se puede prevenir. No existe cura para el glaucoma, sin embargo, la visión se puede preservar gracias a un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado.

Por eso es recomendable hacerse revisiones periódicas de la presión intraocular cada 1-2 años a partir de los 40 años con el fin de poder emitir un diagnóstico precoz de la enfermedad ya que, una detección temprana del glaucoma permite minimizar sus síntomas, retrasar su evolución y reducir la probabilidad de que derive en ceguera.

Desprendimiento de retina: Tener una retina saludable e intacta es clave para tener una visión clara. El centro de nuestro ojo está lleno de una gel transparente llamada vítreo, la cual está unida a la retina. A medida que envejecemos, el vítreo puede cambiar de forma, alejándose de la retina. Por lo general, el vítreo se separa de la retina sin causar problemas pero, a veces, el vítreo tira con demasiada fuerza y rompe la retina en uno o más lugares. Si hay un desgarramiento, el humor vítreo puede filtrarse a través del éste, elevando la pared posterior del ojo, y haciendo que la retina se desprenda o tire hacia afuera y la visión se vuelve borrosa.

Las manchas flotantes conocidas como «moscas» y centelleos son bastantes comunes y no siempre un indicativo de que haya un desprendimiento de retina pero se debe ir al oftalmólogo inmediatamente en caso de que haya un aumento repentino en el tamaño y número de manchas y/o aumento de centelleos, aparezca una sombra en la periferia del campo de visión, una cortina gris en movimiento en medio del campo de visión o una disminución repentina de la visión.

Un desprendimiento de la retina es un problema muy serio que casi siempre causa ceguera si no es tratado mediante procedimiento quirúrgico. Algunos desprendimientos de la retina son descubiertos durante un examen ocular de rutina. Por eso es importante tener exámenes de los ojos con regularidad.

Sequedad ocular: El ojo seco es un sidrome multifactorial de la película lagrimal y de la superficie ocular que produce molestias, alteraciones visuales e inestabilidad de las capas externas del ojo y conlleva un daño potencial sobre la superficie del órgano visual. El síndrome del ojo seco afecta a millones de personas. Los síntomas son tan frecuentes que muchas personas los consideran algo normal y pueden dificultar la realización de tareas cotidianas como leer o utilizar un ordenador durante periodos de tiempo prologado. Según datos oficiales el síndrome del ojo seco afecta a uno de cada 10 españoles de más de 40. 

Factores como la edad, sexo, condiciones ambientales, baja calidad de las lágrimas, reducción de la producción de lágrimas, algunos fármacos ciertas patologías y otros factores como el uso de lentes de contacto, trabajar muchas horas delante del ordenador, exposición a las pantallas y la lectura prologada pueden estimular su desarrollo.

Se trata de una condición incómoda que puede manisfestarse a través de una amplia gama de síntomas como molestia general al leer, ver la televisión o trabajar con el ordenador; sensación de arenilla en el ojo, escozor y quemazón, episodios de lagrimeo excesivo seguido de periodos muy secos, sensibilidad a la luz y episodios de visión borrosa, entre otros.

Si estos indicios no se tratan de forma adecuada pueden llegar a ocasionar trastornos y a tener efectos negativos en la calidad de vida de quien lo padece. Para ello, para prevenir y tratar los síntomas los expertos recomiendan unos buenos hábitos de vida saludable, hidratación, higiene ocular correcta, humedad ocular, uso de lágrimas artficiales y, por supuesto, revisiones oftalmológicas periódicas.

Además, la Dra. Morales dedicó unos minutos a la importancia de descartar enfermedades oculares en los niños siendo en estos las más comunes el estrabismo, el ojo vago y la miopía.  Nos dio algunas recomendaciones para cuidar la vista de los niños como es el uso de luz ambiental, realizar actividades al aire libre y seguir al pie de la letra los tratamientos que recomiende el oftalmólogo en caso de necesitarlos. Además, a partir de los 4 años se les debe de hacer revisiones sistemáticas si, hasta esa edad, no se ha observado nada «raro» en la vista del niño.

Tras toda esta información, pudimos conocer el testimonio de dos personas que conviven día a día con enfermedades oculares. La primera en contarnos su historia fue Hana Heralova, blogger de Madresfera y que en su blog Diario de una madre agotada ya nos había hablado de su hijo Jared, el verdadero protagonista de esta historia. Jared nació con glaucoma congénito, una enfermedad rara que afecta a 1 de cada 10.000 niños, de pronóstico más complicado entre todos los tipos de glaucoma, ya que el niño tiene que vivir toda la vida con esta dolencia. Un testimonio que a más de uno nos dejó los ojos llorosos al escuchar el momento en el que, cuando Jared tenía solo 3 meses, les dieron el fatídico diagnóstico. Aprendimos, además, que normalmente los niños que nacen con glaucoma tienen los ojos más grandes y las córneas opacas, dependiendo siempre del grado de afectación y desarrollo de la enfermedad. También se da el lagrimeo e hipersensibilidad a la luz. Pero si algo nos impactó a todos los presentes es la entereza con la que Hana contó que desde el minuto uno del diagnóstico, abrazada a su hijo y llorando, de algo estaba convencida y es que, aunque Jared tuviese la vista mal y pudiese quedar ciego, iban a luchar porque fuese muy feliz y viviese una vida plena encontrando su lugar en el mundo. 

Y si alguien ha encontrado su lugar en el mundo es Andrés Mayor, paciente de retinosis pigmentaria que derivó en ceguera y actual  tesorero de AVE (Acción Visión España) y presidente de Es Retina Asturias.

De Andrés pudimos aprender muchas cosas pero algo nos impactó a todos y fue cuando narró que el de pequeño veía mal, que era torpe, se chocaba con cosas, no veía los balones cuando jugaba al fútbol y le pasaban por el lado, pero para él eso era lo normal, no veía el problema, porque el pensaba que todo el mundo veía así. Un testimonio cargado de positividad y optimismo que nos acercó a comprender mucho mejor a las personas con problemas de visión.

Además, Andrés y otros pacientes presentes en la sala aprovecharon para revindicar algunos problemas, que según pudimos comprobar con sus testimonios, afectan a muchos de los pacientes con patologías oftalmológicas como es la falta de accesibilidad a todos los niveles y entre ellos, algo que nos afecta mucho a nosotros, los bloggers, que es hacer los blogs accesibles para ellos. Un tema pendiente para muchos y que, ojalá, poco a poco, vayamos todos integrando.

Una vez más, una jornada muy interesante, en la que pudimos aprender un montón de cosas y, sobre todo, concienciarnos de la importancia de hacerse revisiones oculares periódicas para prevenir y detectar posibles patológias oculares y que, como en toda patología, llevar unos hábitos de vida saludable es fundamental para prevenirla.

Gracias a todos los que nos acompañasteis durante el evento y a Novartis por confiar una vez más en nosotros para difundir campañas de concienciación como la de «Me Pongo #EnTusOjos».

Si tu también participaste y quieres compartir tu historia, puedes hacerlo aquí:

Autor entrada: Rocío Bernabeu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web www.madresfera.com + info

Array