Álvaro Bilbao: «En el sueño infantil no hay normas claras, ni soluciones mágicas»

 

El sueño infantil es una de las mayores preocupaciones de los padres. El ritmo de vida que llevamos y la ausencia de medidas reales de conciliación no nos lo ponen nada fácil para vivir descansados o, al menos, quejarnos menos de las interrupciones continuas y normales de sueño de los más pequeños. ¿Podemos hacer algo para llevarlo mejor? ¿Hay una solución mágica? De todo esto hablamos con el neuropsicólogo Álvaro Bilbao que acaba de publicar Todos a la cama (Plataforma actual), un libro sobre el sueño infantil analizado desde las últimas evidencias científicas sobre el tema.

Por Diana Oliver

Dices en ‘Todos a la cama. Cómo ayudar a tu bebé a dormir con amor y confianza’ que “el sueño de los niños y el de sus padres tienen ritmos distintos. ¿Cómo encajar eso en la sociedad actual y su ritmo frenético?

Pues muy difícilmente. He visto a madres creer que tienen una depresión, cogerse la baja, comenzar a dormir mientras sus hijos están en la guardería y enseguida les cambia el estado de ánimo. Es muy difícil conciliar el mundo laboral con la maternidad o paternidad y más cuando los niños son pequeños y duermen a distintas horas y ritmos que nosotros. Por suerte es una etapa pasajera…

Insistes en la introducción del libro que en él no vamos a encontrar opiniones ni directrices rígidas acerca de cómo enfocar el sueño de los niños. Sabemos que no hay un manual para criar a los hijos, ¿en lo que respecta al sueño tampoco lo hay?

Pues cuanto más investigas en este mundo y a más expertos internacionales consultas más te queda claro que no hay normas claras, ni soluciones mágicas.

A veces hemos tenido la sensación de que el sueño infantil se ha convertido en cierto modo en un “negocio”. Entrenamientos, infusiones relajantes, cremas hidratantes para dormir mejor… Hasta coachs del sueño. ¿Se ha convertido el sueño en una oportunidad de negocio?

Dormir es una necesidad para todos y en todos los ámbitos de necesidad como la alimentación, la seguridad, el trabajo, la vivienda… hay negocio. Sin embargo, en el tema del sueño infantil no hay mucho negocio posible. Si hubiera un producto que consiguiera que los niños durmieran cuando los padres queremos, que fuera 100% eficaz y que no fuera nocivo… todos los padres lo tendrían. Vivimos en una sociedad que quiere soluciones inmediatas, pero la educación (y en el sueño de los niños hay factores educativos) no entiende de inmediatez.

Vivimos en una sociedad que quiere soluciones inmediatas, pero la educación (y en el sueño de los niños hay factores educativos) no entiende de inmediatez.

¿Hace falta método o una técnica especial para dormir a un bebé o a un niño pequeño?

No. En realidad los padres no podemos dormir a los niños. Los niños se pueden dormir con nuestra ayuda pero se tienen que dormir por sí mismos. En este sentido podemos optar por distintas opciones: dejarlos llorar, colechar o ayudarlos a quedarse dormidos con amor y confianza. La ciencia va encontrando evidencias de los puntos a favor y en contra de cada una de esas estrategias.

Tu recomendación en el libro es muy clara con respecto a las necesidades de un niño: “Si tu bebé llora no le niegues tu amor, atiéndelo lo antes posible”. Esto casa mal con los entrenamientos tipo Ferber o Estivil, ¿no?

Bueno, estos métodos están demonizados cuando en realidad tienen algunos puntos fuertes como la introducción de rutinas. La Asociación Americana de Pediatría, que es un organismo muy serio, sigue recomendándolos y asegura que no hay daños a largo plazo. Yo también he revisado mucha literatura científica y no encuentro argumentos sólidos para decir que estos métodos provocan daños neurológicos. Lo que sí puedo decir es que mi instinto no me ha dejado llorar a mis hijos. Más allá de que quería que se durmieran también sentía importante reconfortarlos cuando estaban asustados. La inmensa mayoría de psicólogos defiende que atendamos siempre a los bebés que lloran.

La inmensa mayoría de psicólogos defiende que atendamos siempre a los bebés que lloran.

¿Cómo es en realidad el sueño “normal” de un bebé?

Los bebés tienen ciclos de sueño mucho más cortos que los adultos. Sus ciclos de sueño son más ligeros en las primeras fases y por eso se despiertan en cuanto les sueltas y más profundos en las fases profundas por lo que pueden dormir en medio de una alborotada reunión familiar.

¿Cuándo crees que debemos preocuparnos por el sueño de nuestros hijos?

En realidad los casos de niños con trastornos clínicos del sueño son muy raros. Hay tres indicadores que pueden hacer que nos preocupemos y consultemos con el pediatra. El primero seria que el niño duerme muy poco tanto de día como de noche (a veces duermen mientras toman el pecho y la madre cree que está despierto todo el rato). El segundo indicador puede ser que el niño no permite separarse de la madre ni siquiera cuando está profundamente dormido. El tercero es cuando un niño se queda dormido y él solito se despierta de manera súbita al poco tiempo, haciendo que el sueño se vea interrumpido una y otra vez. En este caso solemos hablar de problemas respiratorios que condicionan el sueño del niño.

Los casos de niños con trastornos clínicos del sueño son muy raros.

¿Cómo podemos mejorar la calidad del sueño de la familia los tres primeros años de vida del niños?

Posiblemente la mejor estrategia sea cambiar los hábitos de sueño de los adultos para adaptarse al de los niños. Esto quiere decir que los padres pueden renunciar a su rato de televisión por la noche para irse a la cama a las diez, por ejemplo. Los padres que adaptan estos horarios suelen estar mucho más descansados. Yo nunca lo he hecho bien porque soy ave nocturna y es el rato que aprovecho para escribir mis libros.

Me ha parecido muy interesante una tabla en la que explicas que en función de la hora en la que se levante el niño, debería acostarse a una hora determinada para dormir las horas recomendadas según su edad. Lo que comentas de adelantar todos nuestra hora de irnos a la cama, ¿es compatible esto con los horarios laborales que llevamos hoy en día?

Vivimos en una sociedad marcada por la luz eléctrica, por las tecnologías (televisión e internet) y por el hecho de que queremos todo. Nos cuesta mucho renunciar a algo y tendemos a amontonarlo todo de la manera que sea y casi siempre es a base de renunciar a aspectos saludables de nuestra vida como comer más sano, hacer las cosas más despacio o dormir más. Sin lugar a dudas, lo lógico desde el punto de vista de salud lo más aconsejable es ir a la cama pronto y dejar de un lado ciertos «lujos» de solteros como ver series o estar hasta las tantas mirando internet. Son sólo unos años. Internet estará ahí cuando los niños cumplan dos o tres años.

¿Qué mensaje crees que habría que transmitir a los padres que andan preocupados por el sueño de sus hijos?

Que estén tranquilos. La mayoría de padres que creen que sus hijos duermen mal tienen hijos que duermen como cualquier otro bebé. Deben consultar al pediatra, pero si éste descarta cualquier problema médico, entonces la cosa debe seguir su curso. Pueden aprender cómo ayudar a su bebé a relajarse a la hora del sueño e ir introduciendo hábitos de sentido común que faciliten la aparición de rutinas que ayuden al niño a quedarse dormido con cada vez menos ayuda.

 

¡Únete a nuestro Canal de Telegram para recibir todas nuestras noticias y eventos!

Autor entrada: Diana Oliver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web www.madresfera.com + info

Array