Editorial: Youtube, los niños y lo que nos viene

Como padres siempre andamos en los terrenos grises de las incertidumbres. ¿Lo estamos haciendo bien? Es la pregunta que nos atenaza desde antes incluso de que nazcan nuestros hijos.

Y luego no va mejorando claro. Con la inmersión tan alucinante en las opciones tecnológicas que tenemos a nuestra disposición, nosotros y nuestros hijos, crece la oferta de entretenimiento, de desarrollo de talentos, de alcanzar metas profesionales a estrenar. Pero también aumentan considerablemente las incógnitas sobre cómo y hacia dónde vamos.

Esta semana hemos hablado en Buenos días Madresfera sobre el agujero de seguridad que amenaza una vez más a Youtube con una nube muy negra: la pedofilia. Y si hay algo que asuste hasta los huesos a los padres, es todo lo que esté relacionado con la comercialización y explotación sexual de los niños. Y con razón.

Sin llevarnos a las manos a la cabeza y hacernos los sorprendidos, porque de la sobreexposición de los niños, del negocio que hay detrás y sus consecuencias hemos hablado y se habla mucho, sí que es cierto que no solo Youtube debe reaccionar ante estas noticias. Importantes anunciantes relacionados con el mundo infantil y paternal, presionados ahora por el escándalo, toman cartas en el asunto y se desvinculan de la plataforma, en una nueva desbandada que acompaña a otras anteriores, como hace dos años, por el mismo temor. ¿Les merece la pena a las marcas apostar por el funcionamiento de un código bajo el cual se esconde algo como la ligera sospecha de monetizar la pedofilia?

Junto a las marcas, será interesante ver cuál es el siguiente movimiento de una plataforma gigantesca, para la cual su mayor éxito, permitir a los usuarios crear contenido sin parar y con bastante mano ancha, puede convertirse en su mayor amenaza. Resulta paradójico, sin embargo, que el celo en proteger los intereses comerciales de las compañías que poseen los derechos de música y vídeo, y cuya emisión es automáticamente prohibida en la plataforma, no sea aplicado con la misma fiereza para proteger los derechos de los menores prohibiendo comportamientos tan detestables como los que se han detectado. No será tan sencillo, me dirán. Pues seguro que no lo es, no. Pero moralmente deja bastante que desear que pese más el interés económico antes que desterrar prácticas como esas de una plataforma abierta a todos los públicos.

Y por supuesto, aquí faltan otros protagonistas fundamentales. Los padres. Sí, señores, los padres, que somos los responsables de las imágenes que nuestros menores suben a la plataforma y de su comportamiento en la plataforma. Recordemos que en Youtube la edad mínima para tener un canal propio es de 13 años (pocos o muchos, ya lo decide cada uno) pero incluso aún siendo legal que tengan capacidad para tener su propio canal, sigue siendo nuestra responsabilidad velar por su seguridad e integridad física y moral. Y defendiendo desde ya la tecnología como una herramienta maravillosa a nuestro alcance para crecer todos, tanto a nivel individual como en familia, deberíamos ser conscientes de dónde nos movemos y para qué usamos nosotros y nuestros hijos los recursos tecnológicos a nuestra disposición. ¿Prohibimos a nuestros hijos usar Youtube? Pues sinceramente dudo que esa sea la solución. En Youtube hay innumerables canales maravillosos, gente creando contenido de valor que no deberíamos perder, y que es una pena que estas noticias puedan llegar a enturbiar. Pero como nuestra fantástica María Zabala nos recuerda siempre, es cuestión de aplicar sentido común y estar informados de lo que pasa, y de cómo va evolucionando nuestro entorno, tanto el digital como el analógico, para poder acompañar a nuestros hijos.

Me gusta pensar que en las redes y estas nuevas plataformas tanto ellos como nosotros aprendemos a la vez cómo funcionan las cosas, pero nosotros siempre tendremos que usar nuestro «filtro paternal», ese que nos hace estar el doble de atentos cuando llegamos a un sitio nuevo, escaneando el terreno, buscando peligros, la salida de emergencias, los enchufes sin protección o las esquinas muy pronunciadas a la altura de sus cabezas. Es nuestro sino, también en Internet.

Y por cierto, y para terminar de una manera positiva, que es domingo y no quiero ponerme intensa, una buena manera de acompañarles también en sus historias en redes, si es algo que nos preocupa, es hacerlo con su propio lenguaje. Os recomiendo una serie que ya me recomendó en su día mi amiga Sara de Mamis y bebés (que aunque su blog tenga ese título, ya tiene la adolescencia llamando a su puerta). Se trata de Skam, una serie española que me ha sorprendido gratamente y a la que os invito a echar un vistazo si os interesa esta etapa a la que llegamos con miedo y donde las redes y la tecnología también ocupan un sitio interesante.

Para cerrar y dejaros con el aperitivo dominical, creo sinceramente que debemos reflexionar sobre qué y cómo usamos las imágenes de nuestros hijos en redes. No creo en la prohibición, no todos los casos son iguales y en muchas ocasiones se dan usos maravillosos de la visibilización para cambiar nuestra mirada sobre el mundo y la gente que nos rodea. Pero sí es importante que pensemos por qué y para qué, y sobre todo, revisar que se le esté dando el uso adecuado. Ese filtro paternal que tenemos, vamos…

¡Feliz domingo!

 

Autor entrada: Mónica

-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web www.madresfera.com + info

Array