Colaboraciones: Creciendo con niños bilingües por Crónicas germánicas

¿Quieres enviarnos tu post? Si te apetece participar, mándanos tu texto a info@madresfera.com

Creciendo con niños bilingües 
Por Elisabet García Barber
Ayudar a que tus hijos aprendan con soltura 2 o más idiomas diría que es uno de los mejores regalos que los padres podemos dar a nuestros retoños.
Teniendo un padre que habla una lengua y una madre que habla otra parece tarea sencilla que el niño interiorice ambos idiomas con facilidad. Sin embargo, hay algunas prácticas o rutinas que favorecen el aprendizaje. Mis pautas y prácticas personales son las que me animo hoy a compartir aquí.
Soy Elisabet, nacida y criada en Barcelona, a la que el destino ha traído a Alemania. Tengo una hija, “la princesa S”, de 2 años y medio (el “medio” es muy importante en los niños, ya se sabe) y estoy casada con buenpadrealemán. Vivimos en el sur de Alemania desde hace 2 años.
Una de las frases que más grabadas tengo en la mente la pronunció el buenpadrealemán: «Lo que más me ha ayudado en el terreno profesional es ser bilingüe».
Seguidamente me di cuenta de lo importante que es poder desenvolverte con soltura en dos idiomas. En nuestro caso, español y alemán.
Todas las cosas necesarias para desenvolverte bien profesionalmente puedes estudiarlas o adquirirlas con el tiempo y la práctica. Pero una de las aptitudes más necesarias en el mundo profesional, los idiomas, puede resultar muy útil desarrollarla ya desde niños, puesto que la dificultad que entraña al aprenderlo siendo adultos es mucho más acentuada.
Lo tenía claro. Siendo española con marido alemán, desde el momento en el que supe que iba a ser mamá, quería poder brindarle la posibilidad a «la princesa S» de ser bilingüe.
Ser bilingüe. Pero, ¿una persona es bilingüe «sin más»? ¿Existen algunos hábitos que facilitan el proceso de aprendizaje? ¿Hay algunos factores que pueden beneficiar o perjudicar el aprendizaje?
Hoy me animo a compartir algunas prácticas y hábitos que ayudan a desarrollar el potencial de los niños bilingües, intentando conseguir motivar a los padres en su tarea educativa.
Práctica 1.- «1 persona = 1 idioma»
Diría que es la regla número 1 para ayudar a los niños que van a
desenvolverse en un entorno bilingüe. Pueden ser incluso no sólo 2, sino más idiomas los que se le hablen al niño, pero que cada persona que se dirija a él le hablé siempre el mismo idioma. En casa lo hacemos así: mamá habla en español con «la princesa S» y papá habla con ella en alemán.
Es importante recalcar que no tiene importancia el idioma que mi marido y yo hablemos entre nosotros, que confieso que acabamos mezclando un poco de todo. Lo importante es lo que le hablemos a nuestra hija.
Ella interiorizará el idioma con el que nos dirijamos a ella cada uno por separado. Así como no podemos pretender que entre mi marido y yo hablemos un tercer idioma y ella lo aprenda al escucharnos. Ella interiorizará únicamente lo que a ella se le dirija directamente.
Práctica 2.- «Como habla papá»
El hecho de irnos a vivir a Alemania hizo que me fijase más en cómo poder ayudar a la pequeña con amos idiomas.
La primera anécdota que me ayudó a apuntar esta segunda práctica la descubrí en el momento en que llevé por primera vez a «la princesa S» a la guardería. Evidentemente allí hablan sólo el idioma alemán. Ella ese primer día estaba en un entorno totalmente desconocido y aún no tenía interiorizado qué idioma utilizaban para dirigirse a ella. Eso y que, además, he tenido la suerte de poder pasar los 2 primeros años de mi hija con ella a diario. Con lo que, en el momento de empezar a decir sus primeras frases, a pesar de
que en casa cada uno le habla un idioma, el que más interiorizado tenía era el español.
Al final del primer día (tan sólo unas horitas) en la guardería las cuidadoras me dijeron «Hemos aprendido mucho español», refiriéndose a que mi hija no les hablaba ni una palabra de alemán. Les quise mostrar que, a pesar de que por aquél entonces mi hija se soltaba más con el español, la pequeña sí conocía su idioma. Obviamente palabras sueltas, y era importante mostrar que el idioma alemán le empezaba a ser conocido. Pero quizá no pidiéndole directamente que hablase alemán. Les pedí a las cuidadoras que me dijeran una palabra que quisieran que ella dijera en alemán. Me indicaron la palabra «tortuga». Fue entonces cuando intenté empatizar con ella, me inspiré y me dirigí a mi hija preguntándole: «¿Cómo dice papá ‘tortuga’? A lo que mi hija respondió: «Schildkröte», que efectivamente es ‘tortuga’ en alemán.
Sirva esta anécdota para remarcar lo que pretendo compartir en este punto.
Los niños interiorizan idiomas distintos antes incluso de conocer la propia palabra «idioma» y su significado.
Si se utiliza la expresión «como habla papá» o «como lo dice papá» se ayuda al niño a poder identificar el idioma concreto del que se quiere hablar.
También funciona para las películas o dibujos animados que ellos ven. Ya conociendo los 2 idiomas, en el momento que la pequeña quiere ver algo en español me pide literalmente «como habla mamá». Y si lo quiere ver en alemán dirá «como habla papá».
Práctica 3.- Efectos exteriores.
El entorno en el que crecen los niños juega un papel muy importante en el aprendizaje de los idiomas.
El idioma escogido por el padre o por la madre para dirigirse al pequeño parece a priori no presentar ninguna dificultad. Un padre o una madre podrían pensar «Yo le hablaré en este idioma y ya está. Con el tiempo mi hijo lo hablará conmigo y conocerá perfectamente mi idioma».
Pero tanto la práctica comentada en el punto 1 como la comentada en el punto 2 pueden «venirse abajo» si no se trabaja con cuidado el punto 3: «los efectos exteriores». Con ello nos referimos al entorno que rodea al niño a diario.
Si la madre le habla un idioma pero el resto de personas que coinciden a diario con el niño (amigos, profesores, vecinos, etc) habla otro, a la larga puede convertirse en una gran dificultad para el idioma minoritario. En muchas ocasiones muchas madres que aquí conozco de nacionalidades no alemanas han «cedido» a las negaciones del niño por hablar su idioma.
Cuando son muy pequeños los niños apenas se percatan, pero conforme van haciéndose mayores se dan cuenta de que son “distintos de los demás” porque su madre es la única persona en dirigirse a él en un idioma distinto.
Es entonces cuando generalmente se niegan a que te dirijas a él en ese “distinto” idioma.
Realmente los niños en ese momento nos son suficientemente conscientes de la oportunidad que tienen. Desde aquí animo a todas las madres a insistir, pero no con ningún tipo de “imposición agresiva”, sino con paciencia y constancia, a desarrollar ese “distinto idioma” para poder interiorizarlo y dominarlo como lengua materna.
Resumiendo, que cada persona se dirija al niño en un único idioma, asociar ese idioma con la persona que te habla y luchando contra los efectos exteriores de lenguas minoritarias son 3 de las prácticas que considero te ayudarán a que tu hijo se familiarice desde pequeño con más de un idioma y lo aprenda con soltura. Por su futuro.
Si tienes alguna práctica que consideres importante y quieras compartir estaré encantada de escucharla. Gracias!
Elisabet García Barber
Muchísimas gracias Elisabet!
Y si quieres participar en Madresfera con tus aportaciones, esperamos tus textos sobre el tema que te parezca interesante compartir en info@madresfera.com con el asunto «colaboraciones».

Autor entrada: Mónica

-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web www.madresfera.com + info

Array