Rincón en rosa: In situ, invasivo o infiltrante y enfermedad de Paget

Quizás así tal cual, no te suene mucho, pero si lo juntamos a carcinoma, palabra que cuando hablamos de cáncer de mama se utiliza a menudo, ya podemos hacernos una idea de que va el tema, pero ¿Qué significa cada uno de ellos?

Cuando hablamos de IN SITU, significa que esos cánceres no se han propagado todavía.

Los más comunes serían el Carcinoma Ductal In Situ o intraductal o el lobulillar In Situ, estaríamos hablando de un cáncer no invasivo, en muchas ocasiones es  considerado un pre cáncer, incluso en según qué casos ni si quiera se considera dar quimioterapia a la paciente, ya que no se considera un cáncer avanzado o invasivo, es una etapa precancerosa o de crecimiento temprano de las células anormales en los conductos del seno. Desarrollar a partir de un carcinoma In situ un cáncer Invasivo podría llevar entre 6 y 10 años, ya que estaríamos hablando de un cáncer de crecimiento muy lento.

Carcinoma Ductal Infiltrante o Carcinoma Lobulillar Infiltrante(Carcinoma Invasivo o Infiltrante):
Se llama así a la proliferación celular maligna que traspasa la frontera natural anatómica del ducto o el lobulillo, invadiendo el tejido circundante. Cuando hablamos de carcinoma Infiltrante( o Invasivo) es muy probable que ya haya avanzado hacia otros órganos, de esto dependerá el tamaño del tumor en el momento del diagnóstico y su rápido crecimiento. Este tipo de cáncer, si no se trata a tiempo, puede ser fulminante en menos de 6 meses, precisamente por su agresividad y rápida propagación.
Yo fui diagnosticada de un Carcinoma Lobulillar Infiltrante con receptor de hormonas positivo y en el momento del diagnostico el Dr. me dijo que si no hubiera ido al médico no me quedaban ni 6 meses de vida. Nunca olvidaré ese momento.

Cáncer de mama Inflamatorio:
En el Carcinoma Inflamatorio de mama, las células tumorales infiltran los vasos linfáticos y la piel. La mama está globalmente enrojecida y caliente, como si estuviese inflamada, porque las células tumorales bloquean los vasos linfáticos de la piel. La incidencia es baja, del 1 al 3% de todos los cánceres de mama. Este es uno de los cáncer de mama menos común pero de los más agresivos de mama que existen. Se puede confundir fácilmente con una mastitis, cursa igual, con los mismos síntomas visibles y palpables.
Es importante que conozcáis los síntomas más comunes de este tipo de cáncer, sobre todo esas mujeres que podéis estar en etapa de lactancia y las consecuentes mastitis, para que sepáis distinguirla mejor.
Los síntomas son la inflamación (edema) y el enrojecimiento (eritema) que afectan una tercera parte del seno o más. La piel del seno puede también parecer de color rosa, rojizo amoratado o magullado. Además, la piel puede tener rebordes o parecer picada, como la cáscara de una naranja.

Estos síntomas son causados por la acumulación de fluido (linfa) en la piel del seno. Esta acumulación de fluido ocurre porque las células cancerosas han bloqueado los vasos linfáticos en la piel, impidiendo el flujo normal de linfa por el tejido. Algunas veces el seno puede contener un tumor sólido que se puede sentir durante un examen físico, pero con más frecuencia no se puede sentir un tumor.

Otros síntomas de cáncer inflamatorio de seno son un aumento del tamaño del seno; sensaciones de pesadez, ardor o dolor al palparse el seno; o un pezón invertido (hundido hacia dentro).

También es posible que los ganglios linfáticos estén inflamados bajo el brazo, cerca de la clavícula o en ambas partes.

Enfermedad de Paget:

Aunque no es muy común escuchar hablar de este tipo de cáncer, se llama enfermedad de Paget de la mama a una afectación de la piel del pezón y/o de la areola, asociado o no a un carcinoma subyacente intraductal (“in situ”) o invasivo.
Es un tipo poco común y representa sólo alrededor de un 1% de todos los casos de cáncer de mama.
Este otro tipo de cáncer puede también pasar desapercibido durante años hasta que se transforma en algo más evidente, también puede confundirse con un eccema o dermatitis.

Los síntomas de la enfermedad de Paget
•picazón, cosquilleo o enrojecimiento en el pezón o en la areola
•piel descamada, con costras o engrosada en o alrededor del pezón
•pezón aplanado
•secreción del pezón que puede ser amarillenta o sanguinolenta.

Así que ya lo sabes, cualquier cambio, por pequeño que sea en tus mamas o en tus pezones, lo mejor es que lo valore un especialista de la mama, no dejes pasar algo como si fuera «normal «para que luego pase a ser algo grave.
Más vale prevenir y pecar de pesada cuando estamos hablando de un  posible cáncer.
No lo olvides.

Podéis leerme o  seguirme en mi blog aquí: Diario de una maternidad y un lazo rosa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Autor entrada: paris

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web www.madresfera.com + info

Array