El rincón en rosa: Un año más, tócate… Conciénciate contra el cáncer de mamá

Aunque parezca mentira, pero a estas alturas todavía quedan mujeres que no saben auto explorarse las mamas, tocarse para saber si algo va mal o para ver si todo está en su sitio o ahora hay algo que antes no estaba…es tan sencillo hacerlo y tan importante al mismo tiempo, que no puedo dejar pasar , de nuevo, este momento para explicaros cómo debéis hacer esa autoexploración de la mama

Ante todo tenéis que estar concienciadas de que sólo vosotras podéis conocer vuestro cuerpo mejor que nadie, es decir, cuanto más te toques, mejor…ya que sólo así notarás si algún día algo no estaba ahí.

Muchas veces encontramos algo, pero la duda nos hace no ir al médico…será un ganglio, estaré ovulando…los nervios, un granito y etc…así cientos de excusas con tal de no poner más atención, pero así estamos haciéndolo mal.

  1. Debéis hacer vuestra autoexploración una vez al mes, no hay que obsesionarse, pero tampoco pasa nada si lo hacemos alguna vez más.
  2. Lo ideal es pasado el periodo, ya que de esta manera todo se nota mucho mejor, mientras estamos ovulando podemos llevar a confundir cualquier ganglio o inflamación propia de esos días. Para asegurarte mejor, esperate a hacerlo tras ese periodo natural de la mujer.
  3. Ideal sería en la ducha, mientras te enjabonas, porque aquí todo se siente por pequeño o muy escondido que esté…
  4. De pie, frente al espejo es otra manera fácil, podéis mirar en el espejo la simetría de las mamas, la piel, si hay alguna zona que haya cambiado de color, por leve que sea, si en alguna zona tienes como piel de naranja…como si fuera celulitis pero leve, si está amoratada, todo eso es importante contemplarlo y de ser así tendrías que ir al médico y comentárselo, después mirar el pezón, si está como siempre , o si por el contrario se ha retraído, si ha cambiado de color o si veis algo que antes no estaba ahí, si supura o etc…
  5. Hacer lo mismo con las axilas, pero no os preocupéis si al tocaros las axilas os duelen, es muy común y no es indicativo de nada en un principio, sobretodo si no va acompañado de ningún bultito. Pero tocaros también toda esa zona y palpando podéis encontrar ganglios, que es una zona dónde se contemplan muchos. Si notáis alguno más grande de lo normal…ir al médico y consultarlo.
  6. Una vez hecho todo esto, procedemos a palpar de manera circular las mamas, primero una y luego la otra. Empezando por el pezón y hacia afuera, sin prisas. Si hacemos movimientos cortos y circulares con la yema de nuestros dedos, es fácil sentir algo que antes no estaba ahí o que no debería estar.
  7. Pero también podemos hacerlo tumbada, para muchas mujeres esta es la mejor manera. Quizás porque ya estás más relajada después de todo el día activa, te acuestas y te auto exploras sin prisas. Puedes hacerlo boca arriba usando la misma técnica que estando de pie, no olvides la axila también. Incluso después puedes tumbarte de costado y palpar también si alguna zona no has podido llegar.

 

Si encuentras algo que te preocupa, por pequeño que sea, no lo dejes pasar y ves cuanto antes a tu médico, piensa que no tienen porqué ser malo, pero si lo fuera, cuanto antes lo trates muchísimo mejor.

En las mamas tenemos muchos quistes, de ovulación o de grasa, unos van y otros vienen, hasta desaparecen de un mes a otro o tras unos días, fibroadenomas y otras alteraciones de la mama que no tienen porqué ser malignas.

La diferencia suele ser cuando encuentras un bultito, ya sea pequeño o más grande, pero que lo sientas tan duro como una piedra si lo presionas o intentas sujetarlo. Si lo intentas desplazar…como moviendo una bolita, está adherido fuertemente, como si tuviera raíz y no puedes desplazarlo…ese también sería un signo de malignidad en un principio.

Por el contrario, si son blanditos, incluso puedes desplazarlos un poquito de la zona…suelen ser benignos y tienden a desaparecer por sí solos.

Pero como no somos médicos especialistas, notes lo que notes o veas lo que veas, hazme caso…no lo dejes pasar!

La mayoría de las mujeres cuando finalmente hemos sido diagnosticadas de cáncer de mama, no hemos ido de inmediato al médico, pensando en muchas ocasiones que eso no sería nada…y en muchos casos, una vez has ido…aunque no de inmediato, resulta que está ya muy avanzado. Que sepáis que esto lo podemos evitar.

El cáncer no entiende de esperas, llega y se instala, afectando cada día algo más, infectando poco a poco tu torrente sanguíneo y llegando a zonas que jamás habías pensado que pudiera pasarte eso  a ti.

Suena duro, lo sé, pero es la realidad, y desgraciadamente esta realidad pasa constantemente, se estima que aproximadamente una de cada 8 mujeres padecerán cáncer a lo largo de su vida.

Podéis leerme o  seguirme en mi blog aquí: Diario de una maternidad y un lazo rosa

Autor entrada: paris

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Madresfera SLU + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web www.madresfera.com + info